Noticias Destacadas Noticias Locales

Con gran fervor Cívico se recordó el 24 Aniversario de la Gesta Heroica del Alto Cenepa (vídeo)

Compartir

Loja.- Con una ceremonia cívico-militar realizada en la Plaza de San Sebastián y que se repitió simultáneamente en Cariamanga, Celica, Macará y Zumba, la Brigada de Infantería Nº 7 “Loja”, conmemoró este sábado 26 de enero el vigésimo cuarto aniversario de la gesta heroica del Alto Cenepa.

“La victoria del Cenepa, fue producto de la planificación y organización militar que optimizó al máximo los recursos humanos y materiales disponibles, nuestros soldados aceptaron el desafío y combatieron sin temor, con férrea voluntad, para cumplir con éxito la misión encomendada; apoyados por el pueblo ecuatoriano”, dijo el Teniente Coronel Rodrigo Rojas, Comandante del Grupo de Artillería Nº 7 “Cabo Minacho”, quien estuvo a cargo del discurso de orden para rememorar esta gloriosa fecha.

Dijo que la esencia de la profesión militar no ha cambiado a lo largo de la historia del ecuador. El amor a la patria es la profesión de fe del soldado. Por ese amor ingresamos a las gloriosas Fuerzas Armadas y perdurará por siempre, pues “quien nace soldado, muere soldado”.

Rodrigo Rojas manifestó que para cumplir la sagrada misión de defender la soberanía y la integridad territorial, así como proteger los derechos y libertades de los ciudadanos, la institución armada se basa en los principios que hacen del militar un personaje distinto en el contexto de la sociedad. La disciplina, el respeto al superior y el espíritu de cuerpo, como elementos esenciales de la convivencia; la lealtad a la constitución, y a las leyes, para cumplir con el sagrado deber hasta las últimas consecuencias.

Estas normas de conducta –señala- no solo engrandecen a nuestra entidad, sino que han generado el respeto y el cariño de los ecuatorianos, que consideran a sus fuerzas armadas, como una de las instituciones más confiables del país. “Somos los orgullosos herederos de las tropas de Atahualpa, Quisquis y Calicuchima, que derrotaron al imperio inca en Quipaipán y se tomaron el cuzco. Somos de la estirpe de los soldados de la independencia, que tras duras batallas alcanzaron la gloria en pichincha, sellando la libertad de esta tierra”.

“Recibimos la herencia gloriosa de los combatientes de Tarqui, que cerraron el paso al invasor y consolidaron la idea de unidad de los pueblos en la gran Colombia. Pertenecemos a la generación de los héroes del 41, que sacrificaron su vida en la defensa de la patria; resuena en nuestros oídos el mensaje de quienes lucharon en Paquisha, Mayaycu y Machinaza en el año de 1981. Sin estas batallas, es imposible explicar la victoria del Alto Cenepa que hoy recordamos”, destaca.

Rodrigo Rojas expresa que la Gesta del Cenepa fue producto de la planificación y organización militar, que optimizó al máximo los recursos humanos y materiales disponibles. Nuestros soldados aceptaron el desafío y combatieron sin temor, con férrea voluntad para cumplir con éxito la misión encomendada, apoyados por el pueblo ecuatoriano.

Señala “Quedarán para siempre grabadas en la memoria de las generaciones futuras las escenas de la gesta militar que demostró la excepcional experticia de nuestros soldados combatientes en selva; la preparación de nuestros pilotos que triunfaron en el primer combate aéreo en el territorio continental americano; el valor de todos los soldados de arma, servicios, técnicos y especialistas; mancomunados en un solo puño entre oficiales, voluntarios, tripulantes, aerotécnicos, conscriptos y reservistas que conservaron la frontera terrestre, marítima y aérea”.

Debemos sumar la conducción efectiva en los niveles estratégicos, operativos tácticos; y el apoyo unánime y solidario del pueblo ecuatoriano, unidos todos, en un solo puño, junto a los soldados, para defender a la patria, su integridad y su futuro. La victoria militar fue el punto de partida para cerrar el doloroso ciclo de enfrentamientos con el Perú y alcanzar una paz digna que dio paso a la realidad actual de cooperación entre los dos países, acotó.

Es por ello que, en cada evento en que se conmemora la gesta militar del Cenepa, se nos llena el alma de una infinita emoción, pues el conjunto de la sociedad rinde homenaje a sus héroes quienes ofrendaron su vida defendiendo a la patria y ratifica su confianza en sus fuerzas armadas que están siempre junto a su pueblo, defendiendo los más altos intereses del país.

Soldados de estas gloriosas Fuerzas Armadas; ecuatorianos: como antes, como siempre, estamos férreamente unidos, cumpliendo nuestro deber, con honor, valentía y lealtad a nuestro ecuador, al que tanto amamos, y por el cual estamos dispuestos a sacrificar hasta la vida.

Recordemos siempre, con el más grande orgullo, que la gesta heroica del alto cenepa de 1995, constituye un hito en la historia de nuestra nación, construido sobre la base del triunfo inobjetable de las armas en el campo de combate, y la participación solidaria de todo el pueblo ecuatoriano.

Fue la demostración inflexible de liderazgo, valor y sacrificio de nuestros soldados, cobijados por el sentimiento de orgullo nacional y espíritu militar indomable, que caracteriza a la generación de la victoria.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com