Internacional

Combates en Nagorno-Karabaj siguen pese a mediación de EEUU

Compartir

STEPANAKERT, Nagorno-Karabaj (AP) — Varios ataques con cohetes y artillería alcanzaron el sábado zonas residenciales en la región de Nagorno-Karabaj, apenas unas horas después de que Estados Unidos recibió a altos diplomáticos de Armenia y Azerbaiyán para que abordaran una posible solución a su conflicto de varias décadas.

Los ataques intensos obligaron a los residentes de Stepanakert, la capital de la región, a resguardarse en refugios mientras los equipos de emergencias se apuraban a extinguir los incendios.

Las autoridades de Nagorno-Karabaj dijeron que la región fue blanco del fuego de los sistemas de cohetes múltiples de largo alcance Smerch de Azerbaiyán, un arma devastadora de diseño soviético destinada a arrasar amplias zonas con explosivos y municiones de racimo. No hubo información sobre posibles víctimas por el momento.

Por su parte, funcionarios azeríes aseguraron que Terter y otras zonas de la región de Gubadli fueron bombardeadas por fuerzas armenias en la madrugada del sábado, matando a un adolescente. Otro menor de 13 años murió el sábado por las lesiones que sufrió en un ataque previo en Ganja, la segunda ciudad más grande del país.

Nagorno-Karabaj está dentro de Azerbaiyán, pero está en manos de fuerzas de etnia armenia, respaldadas por Armenia, desde que terminó la guerra en 1994. Los últimos combates, que empezaron el 27 de septiembre, suponen la peor escalada desde entonces del conflicto, que ha matado a cientos, tal vez incluso a miles, según informes oficiales.

Tras dos intentos fallidos de Rusia para negociar una tregua, Estados Unidos entró en escena el viernes y el secretario de Estado, Mike Pompeo, recibió a los cancilleres de Armenia y Azerbaiyán para conversaciones por separado.

“Ambos deben implementar un alto el fuego y volver a negociaciones sustanciales”, señaló Pompeo en un tuit tras las reuniones.

Esas palabras resultaron vanas en el terreno.

“Hace un momento estalló una bomba en mi jardín”, dijo Georgiy, un residente de Stepanakert que sólo dio su nombre de pila en medio del nerviosismo de la guerra, después del ataque nocturno. “Si este es el llamado alto el fuego, que todo el mundo vea este alto el fuego”.

Georgiy, que nació en Stepanakert, dijo que se quedaría en casa a pesar de los enfrentamientos.


Los periodistas de The Associated Press Avet Demourian en Yerevan, Armenia, Aida Sultanova en Londres y Vladimir Isachenkov en Moscú contribuyeron para este despacho

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com