Blog

 Breaking News

Código de Salud regula y controla el mecanismo del vientre subrogante, como medio de procreación asistida

Código de Salud regula y controla el mecanismo del vientre subrogante, como medio de procreación asistida
junio 26
21:38 2018
Compartir

Quito.- En la actualidad, en nuestro país, las mujeres prestan su vientre a quienes no pueden tener descendencia, a cambio de una compensación económica. El Código Orgánico de Salud (COS) regula esta práctica y prohíbe las contraprestaciones económicas o compensaciones de cualquier tipo, a cambio de la subrogación del vientre. Le da un enfoque eminentemente altruista, para evitar que esta práctica se convierta en un gran negocio.

William Garzón, presidente de la Mesa de Salud, al mostrarse preocupado por la información que circula en redes sociales respecto de la interpretación que se da al tema, aclaró a la ciudadanía que, en ningún momento, en el Código de Salud se promueve un vientre de alquiler, lo que se está haciendo es regular y controlar una actividad que existe desde hace algunos años en el país, enfatizó.

El COS hace un avance legislativo en cuanto a regular un ámbito que actualmente no tiene ningún tipo de normativa. Contrario a lo que se afirma tendenciosamente, este Código en su artículo 189 expresa claramente la imposibilidad, la negación de que esta actividad sea el resultado de un aporte económico, o un reconocimiento de cualquier índole, frente a la posibilidad de un vientre subrogante, reiteró, al precisar que los costos de la atención durante la gestación y el parto correrán por la pareja beneficiaria.

“Tratamos, a través de esta regulación, evitar que las mujeres (y sus vientres) sean explotadas y utilizadas con mirada comercial y si por alguna razón no puede concebir de manera natural y si existe alguien que pueda, de manera totalmente altruista, ayudar con su vientre para que la gestación se haga de una forma regulada, clara, normada y transparente”, aseguró Garzón, al argumentar que se hace un señalamiento explícito del respeto a los derechos humanos y a la bioética.

Dijo que la Autoridad Sanitaria Nacional tendrá que reglamentar el tema y evaluará los establecimientos prestadores de servicios de salud que brinden este tipo de servicios, quienes deberán contar con protocolos explícitos de consentimiento informado. Estas instituciones tendrán que ser calificadas, previa inspección y cumplir con una serie de requisitos, reiteró.

Prestación sin costo

Asimismo Gabriela Rivadeneira aseveró que en ninguna parte del Código se menciona “vientre de alquiler”, sino vientres subrogantes, que es una prestación que no tiene costo. Se trata de una persona cercana, como una mejor amiga, familiares, parientes, que preste su vientre para gestar el hijo de una pareja que no lo puede hacer.

“Hemos pedido que los temas de salud se debatan sin dogmas y que eso permita un debate técnico, científico, investigativo y demostrado, que permita tomar las mejores decisiones en la Comisión para que el Código de Salud represente un Código de vanguardia, de avanzada y, sobre todo, que garantice el sistema integral de salud”, aseguró.

Debate

De otro lado, esta mañana, la Mesa de Salud concluyó con revisión del Libro II del articulado del texto unificado del proyecto de Código Orgánico de Salud y recibió observaciones de los legisladores.

Entre las propuestas, Jorge Yunda planteó la asignación de un presupuesto para la promoción de la salud y una política sostenida para realizar campañas en este ámbito. María José Carrión, se refirió al artículo 152 relacionado con la prevención de la violencia. Pidió tomar en cuenta la Ley de No Violencia contra la Mujer, para que cuando una mujer acuda a un centro de salud por temas de violencia de género, se active el sistema alerta.

Entre tanto, Gabriela Rivadeneira anticipó que presentará una propuesta sobre portadoras gestacionales para que se incorpore en el artículo 189 del documento, relacionado con los vientres subrogantes. Sebastián Palacios hizo referencia al concepto de violencia gineco-obstétrica, establecido en la Ley de no Violencia a la Mujer, que pidió sea incluido en el artículo 190 del Código.

En la sesión participó, también, Sixto Cuesta, miembro del Consejo Directivo Nacional de la Sociedad de Lucha contra el Cáncer (Solca), quien expresó que la propuesta es muy extensa en cuanto a derechos de la salud. Pidió al órgano Legislativo decidir cómo incorporar a este cuerpo legal el proyecto presentado por Acuerdo contra el Cáncer.

About Author

admin

admin

Related Articles

Radio en vivo

Facebook

Multimedia – Audios

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com