Nacionales

Código de Salud recibe observaciones en tema de alimentos y medicamentos

Compartir

Quito.- El aporte de los diferentes actores, expertos en temas relacionados con la salud sigue siendo importante en la construcción del Código Orgánico de Salud. Esta mañana contó con los criterios de Elizabeth García, directora Nacional de Denuncias y Reclamos de Consumidores de la Defensoría del Pueblo y María José Troya, de la Tribuna del Consumidor.

Elizabeth García señaló que como entidad defensora de los derechos de los usuarios y consumidores presentan sus aportes para que el Código de Salud tenga los elementos necesarios para la protección de los derechos de las personas consumidoras, tanto en el marco de los medicamentos como de los alimentos.

Medicamentos

Sugirió que se acoja lo dispuesto en el artículo 15 de la Ley de Defensa del Consumidor, que dispone la identificación del lote, razón social de la empresa, contenido neto, precio de venta al público y lista de componentes.

Otra propuesta es que la Autoridad Sanitaria Nacional determine la información y requisitos que contendrá el etiquetado e insertos de los medicamentos, debido a que dicha información debe ser completa para el consumidor conforme a los derechos fundamentales establecidos en la Ley de Defensa del Consumidor.

Alimentos

María José Troya pidió revisar en el artículo 334 que se refiere a la regulación en materia de alimentos, los términos “alimentos transformados” y “productos procesados de potencial consumo humano”, ya que estas definiciones podrían causar confusión a los consumidores y usuarios. Explicó que los alimentos procesados, es el genérico y dentro de ese genérico, está la transformación.

Por otro lado, dijo que no se debe hablar de productos procesados de potencial consumo humano, porque son de consumo humano o no.

Pidió revisar las definiciones de alimento falsificado o adulterado, ya que dichos conceptos en normativa internacional no son símiles. Anotó como ejemplo de falsificado tomar el envase de agua y ponerle agua de la llave y pretender que se trata de determinada marca y adulterado sería poner agua en la leche.

Con respecto al etiquetado de alimentos y bebidas sostuvo que el consumidor necesita conocer la cantidad completa de los adicionados de sal, grasa, azúcar que contengan por sí mismo y recomendó colocar a los alérgenos como información obligatoria.

En cuanto a la fecha de consumo de un alimento, el asambleísta Jorge Yunda sugirió que se indique en la etiqueta “consumase preferentemente antes de”.

Al respecto la funcionaria de la Defensoría del Pueblo indicó que están discutiendo respecto del uso de ciertos alimentos incluso después de pasada su fecha de caducidad. Hay que ser muy serios porque hay productos como los cárnicos y lácteos en donde no cabe dejar ningún margen, porque inmediatamente empieza su deterioro, que puede ser de carácter organolético y va avanzando hasta llegar a ser un producto nocivo para la salud.

Related Posts