Blog

 Breaking News

China explora el uso de “black tech” para mejorar la seguridad

China explora el uso de “black tech” para mejorar la seguridad
marzo 10
12:05 2018
Compartir

Por Pei Li y Cate Cadell

BEIJING (Reuters) – En un puesto de control de autopistas en las afueras de Beijing, la policía local está probando esta semana una nueva herramienta de seguridad: gafas inteligentes que detectan características faciales y placas de automóviles y las cruzan en tiempo real con una base de datos de sospechosos.

Las gafas de inteligencia artificial, fabricadas por LLVision, escanean las caras de los ocupantes de los vehículos y las matrículas y avisan con un recuadro en rojo y una señal acústica de emergencia de cualquier coincidencia con una “lista negra” centralizada.

La prueba, que coincide con la reunión anual del parlamento de China en el centro de Beijing, pone de manifiesto el gran impulso de los líderes de China en el uso de la tecnología para impulsar la seguridad en el país.

Estos esfuerzos han generado preocupaciones crecientes en el sentido de que el país estuviese desarrollando un estado de vigilancia sofisticado que intensificará las ya enérgicas medidas del gobierno en contra de la disidencia.

“Los mandatarios chinos sintieron cierta inquietud por el avance de internet y las tecnologías de la comunicación”, dijo David Bandurski, codirector del Proyecto de Medios de China, un proyecto de investigación de estudios de medios en la Universidad de Hong Kong.

“Ahora los ve como herramientas absolutamente indispensables de control tanto social como político”.

Wu Fei, director ejecutivo de LLVision, dijo que la gente no debería preocuparse sobre su privacidad porque las autoridades de China estaban usando el equipo para “causas nobles”, atrapando a los sospechosos y fugitivos de la ley.

“Confiamos en el gobierno”, dijo a Reuters en la sede de la compañía en Beijing.

Reuters pudo verificar que las gafas fueron utilizadas en pruebas por la policía para ayudar a identificar individuos y vehículos sospechosos en el área de Beijing en los últimos días.

Bajo la presidencia de Xi Jinping, China está haciendo un gran esfuerzo para utilizar la inteligencia artificial, el reconocimiento facial y la tecnología de big data para rastrear y controlar el comportamiento que va en contra de los intereses del Partido Comunista en las redes.

Se espera que Xi consolide este fin de semana su base de poder a medida que impulsa una reforma para eliminar los límites de su mandato en una acción que le permitiría permanecer en su puesto indefinidamente.

Los delegados y visitantes que llegan a la sede del Congreso Nacional del Pueblo (CNP) deben pasar por escáneres faciales como ya hicieron los asistentes a la previa Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino.

“Este año, la seguridad en las dos sesiones tiene algo de ‘black tech’ recién estrenada”, escribió el periódico estatal Science and Technology Daily, en relación con los dispositivos futuristas de vigilancia.

El periódico dijo que las cámaras en el evento habían sido actualizadas para capturar, analizar y comparar en dos segundos caras sospechosas con un sistema llamado “Skynet”, una base de datos nacional de personas incluidas en la lista negra.

“La trama de la película de ciencia ficción ‘Minority Report’ ahora se está convirtiendo en parte de la vida cotidiana”, agregó el diario, refiriéndose a la película de Tom Cruise ambientada en una sociedad futurista donde los crímenes se resuelven y castigan incluso antes de que sucedan.

ROBOTS Y DRONES

China ha estado desplegando un arsenal creciente de tecnología de seguridad, impulsando a la vez una de sus industrias nacionales y generando inquietud entre los defensores de los derechos civiles por lo que entienden como una creciente intrusión en la privacidad individual.

Una de las principales preocupaciones es que las listas negras podrían incluir a una extensa variedad de personas, desde abogados y artistas hasta disidentes políticos, cooperantes, periodistas o activistas de derechos.

Las nuevas tecnologías van desde robots policiales para control de multitudes hasta drones para monitorear áreas fronterizas y sistemas de inteligencia artificial para rastrear y censurar el comportamiento en las redes. También hay escáneres para leer datos de teléfonos móviles e incluso perros policía con cámaras de realidad virtual.

Un informe reciente del Observatorio de Derechos Humanos dijo que China también estaba expandiendo una base de datos de voz biométrica para aumentar las capacidades de reconocimiento de voz.

En la reunión del CNP, la mayoría de los delegados calificaron de positivo el uso creciente de la tecnología para mejorar la seguridad del Estado entendiendo que los beneficios superan con creces las preocupaciones de privacidad.

“Esto es algo bueno, significa que nuestra tecnología realmente está liderando el mundo”, dijo Lu Yaping, un delegado de la provincia de Jiangsu en el este de China. “No tengo ninguna preocupación sobre la seguridad”.

About Author

admin

admin

Related Articles

Radio en vivo

Facebook

Multimedia – Audios

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com