Política

Caso Sarayaku: es perverso involucrar a los pueblos ancestrales

Compartir

sr.casosarayacu.jpgQuito (Pichincha).- La decisión de una parte de la dirigencia del pueblo Sarayaku de Pastaza de encubrir a tres prófugos de la Justicia daño la imagen de toda la comunidad. Esa fue una de las reflexiones que dejó un panel organizado por El Ciudadano TV, donde participaron el asambleísta de Alianza PAIS, Carlos Viteri, y el jurista y experto en Derechos Humanos, Salim Zaidán.

“Hoy (Cléver Jiménez, Fernando Villavicencio y Carlos Figueroa los prófugos) no están en territorio Quichua. Lo más probable es que estén haciendo esa acción perversa de convertir en escondite de fugitivos de la justicia a otras comunidades ancestrales”, afirmó el legislador Carlos Viteri.

Los tres sentenciados intentaron evadir a la justicia refugiándose en la comunidad de Sarayaku, en Pastaza. Ellos fueron condenados a 18 meses de prisión por injuriar al Presidente, Rafael Correa, a quien lo acusaron de delitos de lesa humanidad durante el intento de golpe de Estado de septiembre del 2010.

En este contexto Viteri, quien es un Qiuchua de Sarayaku, afirma que “es una enorme irresponsabilidad involucrar a la fuerza a comunidades ancestrales, generando un nefasto precedente”.

Este hecho, de utilizar a las comunidades, puede desembocar en que cualquier persona que no le guste una sentencia entre a una comunidad a esconderse. “Esto es erróneo. Debemos poner un alto a este tipo de cosas”, argumentó.

Según el asambleísta, las comunidades son engañadas. En el caso de que supuestamente la comunidad de Sarayaku los defendía afirmó que sólo “era un grupo impuesto por parte de la dirigencia”.

Ante la protección armada, que varios miembros de la comunidad brindaban a los prófugos, un equipo del Gobierno ecuatoriano asistió a la CIDH para manifestar lo que sucede en la comunidad ecuatoriana, después de que la Comisión dictó medidas cautelares para los fugitivos.

Según Zaidán, varios dirigentes de Sarayaku han interpretado “incorrectamente el contenido de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que ha sido utilizada para respaldar esta posición de protección a estas tres personas que han sido sentenciadas”.

Viteri sostuvo que Jiménez y sus asesores ya no están en Sarayaku. Según él, los tres prófugos salieron de la comunidad de manera clandestina, la noche del 12 de mayo.

Por ello, Viteri, cree que “Sarayaku es un lugar de gente que ama la paz. El problema fue generado por una parte de la dirigencia, que actualmente salió de esos puestos”.

Con la nueva dirigencia, de Felix Santi, la comunidad espera un cambio en la relación con el Estado. Por ejemplo, que se permita el ingreso de organismos públicos para brindar apoyo a los ciudadanos.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com