Nacionales

Cambio de guardia en el Templo de la Patria recuerda los 190 años de la Batalla de Pichincha

Compartir

Enviado por santiago.aguila

Quito.- (Andes).- El intenso sol marca casi con textura las sombras de los cientos de granaderos apostados en el Templo de la Patria. En este lugar, un 24 de mayo de hace 190 años, las tropas rebeldes del Mariscal Antonio José de Sucre libraron la más importante de las batallas contra la corona española que gobernaba la Real Audiencia de Quito.

A un día de recordar el histórico acontecimiento, el presidente ecuatoriano Rafael Correa asistió al cambio de guardia en este estratégico lugar, ubicado al sur de Quito, desde donde se domina una panorámica casi completa de la capital ecuatoriana, tendida a los pies del volcán Pichincha.

La entrada del emblemático sitio en que cayó derrotado el ejército realista dirigido por el General Aymerich, lucía ahora con ofrendas florales de la Asamblea Nacional, la Vicepresidencia de la República, de los cuerpos diplomáticos de Bolivia, Venezuela, Paraguay, Colombia y Perú, entre otrospaíses vecinos.

Uno a uno y a caballo, los soldados que representan a las distintas divisiones hicieron su desfile por donde antes trashumaron Antonio José de Sucre, Abdón Calderón y miles de soldados más. Igual que ellos la vieron en su tiempo, antes y después de la victoria, la bandera tricolor flamea imponente en la histórica montaña.

Es hora de los himnos, mientras los aviones Super Tucano y Chitas surcan el azul cielo de Quito.

Posteriormente, el presidente de la República puso énfasis en el tema de la libertad. “La libertad se fue forjando a pulso, bajo la dirección de Bolívar y de Sucre (…) Ese ejército tenía miles de ojos en todo el país para alertarlos de las avanzadas realistas. Cuando Sucre quería subir a Quito, fue el pueblo el que le señaló el camino, por entre ramas y hojas silvestres. Era un camino hecho a mano por el pueblo y por ahí pasaron los libertadores”, dijo el mandatario.

El jefe de Estado recriminó las mentiras repetidas por parte de los medios de comunicación y fustigó a la oposición que critica las políticas gubernamentales a base de mentiras. “Mientras yo sea presidente, libertad para todos, abusos para nadie”, agregó.

“Las batallas de hoy quizá ya no son con balas; son batallas contra la mediocridad, contra la miseria, la pobreza, la falta de libertades. ¿Cuál era la libertad que tenía un trabajador tercerizado,  de la empleada doméstica explotada? Que no nos hablen de libertad los esclavistas del siglo XXI”, dijo el Rafael Correa.

“Nos han robado muchas cosas, que no nos roben la esperanza. Como esos héroes del 24 de Mayo, descalzos, mal armados, seguimos luchando por alcanzar la verdadera libertad”, concluyó y con sus palabras el acto que es la antesala de la celebración cívica.

Related Posts

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com