Internacional

Brasil descarta medidas de emergencia ante el desplome de los precios del petróleo

Compartir

Río de Janeiro.- (EFE).- El Gobierno brasileño descartó este lunes la adopción de medidas de emergencia para hacer frente al desplome de los precios del petróleo en el mercado internacional que provocó una fuerte caída en la bolsa de Sao Paulo y de la cotización de la petrolera Petrobras, mayor empresa de Brasil.

El ministro de Minas y Energía de Brasil, Bento Albuquerque, informó en un comunicado que el Gobierno viene observando atentamente lo ocurrido en los mercados pero que por el momento no adoptará ninguna medida para reducir el impacto de la caída de los precios del crudo en la economía nacional.

“Brasil ya pasó por otros choques en los precios del petróleo y los superó sin sobresaltos en la economía”, según el comunicado.

La nota aclara que algunas medidas pueden ser adoptadas en el futuro para reducir el impacto de variaciones bruscas en los precios de los combustibles pero que no hay nada previsto en la actual coyuntura.

Mientras que el precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este lunes con un desplome del 24,59 %, hasta situarse en 31,13 dólares el barril, el de tipo Brent, de referencia en Europa, cerró en 34,36 dólares, con una bajada del 24,13 %.

Este desplome fue provocado por el inicio de una guerra de precios entre Arabia Saudí y Rusia en medio de la crisis económica global causada por el coronavirus, que ya había arrastrado el precio del crudo a niveles similares a los de 1991, en plena Guerra del Golfo.

Según Albuquerque, siguiendo su política de paridad de precios, que obliga a Petrobras a imponer precios para los combustibles en el mercado nacional emparejados con la cotización del petróleo en el mercado internacional, la petrolera controlada por el Estado deberá reducir en breve el precio de los combustibles en Brasil.

Tal posibilidad provocó un desplome de las cotizaciones de las acciones de Petrobras en la bolsa de Sao Paulo, con sus papeles ordinarios perdiendo un 30,71 % y los preferenciales un 30,40 %, y una caída generalizada en la plaza paulista, que fue obligada a accionar su sistema automático de interrupción de negociaciones este lunes para hacer frente al pánico de los inversores.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, que realiza actualmente una visita a Miami, ya había advertido en las redes sociales que el Gobierno no realizaría ninguna intervención para impedir la fuerte caída de los precios de los combustibles en Brasil.

“No existe la posibilidad de que el Gobierno eleve la CIDE (un impuesto del sector) para mantener los precios sobre los combustibles. El barril del petróleo cayó en promedio un 30 %. Petrobras seguirá manteniendo su política de precios sin interferencias. La tendencia es que los precios caigan en las refinerías”, afirmó el jefe de Estado.

Según el comunicado del Ministerio de Minas y Energía, el Gobierno brasileño se viene preparando para tener instrumentos adecuados que permitan una “menor variación en los precios de los combustibles sin interferencia en la libertad del mercado y respetando la libre negociación entre los agentes económicos”.

“El Gobierno viene estudiando mecanismos para no someter a la economía, así como a la población, a la volatilidad excesiva o abrupta en los precios”, agrega la nota.

El Gobierno igualmente descartó que la actual crisis pueda ahuyentar las crecientes inversiones hacia el sector petrolero en Brasil, que descubrió gigantescas reservas en aguas muy profundas que pueden convertir al país en uno de los mayores exportadores mundiales de crudo.

“Las inversiones en la cadena de petróleo son de largo plazo y de gran montante. Variaciones a corto plazo en el precio del barril no alteran las tomas de decisión. Tan solo si el precio, de hecho, se estanca en un nuevo nivel es que las inversiones podrán ser revisadas. Por lo tanto, el momento es de observación”, concluye.

Por su parte, el ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, aseguró que la mejor manera de lidiar con la actual incertidumbre económica es avanzar en un plan de reformas liberales.

“Estamos absolutamente tranquilos. El equipo de economía está tranquilo”, pues “sabe lidiar” con situaciones de crisis que “ya se han vivido varias veces”, dijo.

(c) Agencia EFE

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com