Internacional

Bolivia renueva la cúpula militar con el reto de combatir el contrabando

Compartir

La Paz.- (EFE).- Las Fuerzas Armadas de Bolivia renovaron hoy su cúpula de mando con un pedido del presidente del país, Evo Morales, para que uno de sus principales cometidos sea la lucha contra el contrabando que daña seriamente la economía boliviana.

“Tenemos la responsabilidad de luchar contra el contrabando. El contrabando hace mucho daño a la economía nacional”, subrayó el presidente en el acto de relevo del mando celebrado en la sede del Gobierno boliviano en La Paz.

Evo Morales recalcó que acabar con lo que calificó una “agresión económica” es uno de los retos más acuciantes del país, que sin el contrabando “tendría más crecimiento económico”.

El general Williams Carlos Kaliman tomó posesión como nuevo comandante en jefe de las Fuerzas Armadas bolivianas, en sustitución de Yamil Borda.

El nuevo jefe militar declaró a los medios tras la toma de posesión que el Ejército boliviano es consciente del “flagelo” que supone para el país el comercio ilícito, por lo que trabajará para “tratar de bajar esos altos índices de contrabando o por lo menos llegar a índices muy bajos”.

Kaliman recordó que el pasado sábado se inauguró un puesto militar avanzado para combatir esta actividad en las fronteras, el primero de los veinte que está previsto instalar en el límite con Chile y cinco más en la línea fronteriza con Argentina.

Por su parte, el ministro de Defensa de Bolivia, Javier Zavaleta, declaró a los medios que el Ejército del país acumuló en los últimos meses una importante experiencia en el combate del contrabando.

Para ello, hubo una redistribución de efectivos para fortalecer los operativos en la frontera y una dotación de equipamiento especializado, “con mejores herramientas”, explicó el ministro.

Javier Zavaleta aseveró que el objetivo es terminar de “sellar” las fronteras a lo largo de 2019, con acciones como el “volado” de unos 150 caminos identificados como rutas del comercio ilegal, de las que al menos una veintena ya fueron eliminadas.

El Gobierno de Bolivia puso en marcha en mayo de este año un Viceministerio de Lucha Contra el Contrabando, dependiente del Ministerio de Defensa y con un militar al mando, además de una Fuerza de Tarea Conjunta dirigida por el Ejército, para combatir esta actividad ilícita.

Evo Morales ha advertido en varias ocasiones que el 70 % del contrabando entra en Bolivia desde Chile y el 30 % restante desde sus otros vecinos, Perú, Brasil, Paraguay y Argentina.

Este comercio ilegal mueve unos mil millones de dólares anuales y causa pérdidas al Estado boliviano por cerca de 350 millones cada año, según el presidente de Bolivia.

Related Posts

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com