Compartir

(France 24).- La Fiscalía de Bolivia emitió órdenes de captura contra Áñez y cinco de sus ministros bajo los cargos de «sedición y terrorismo» por el llamado caso «golpe de Estado», enmarcado en los hechos que en noviembre de 2019 terminaron con la renuncia del presidente Evo Morales tras la presión de la cúpula militar.

La expresidenta de Bolivia, Jeanine Añez, confirmó en su cuenta de Twitter este 12 de marzo que se había emitido una orden de detención para ella y cinco miembros de su antigua Administración. La Fiscalía acusa a la exmandataria de cargos de «terrorismo y sedición».

Añez llegó al poder a finales de 2019, después de que se produjera la salida anticipada de Evo Morales, quien fue acusado por la oposición de haber cometido fraude en los comicios de ese año. Tras su salida, forzada por los militares, el mandatario se exilió en México y después en Argentina.

Sin embargo, el partido MAS de Morales regresó al poder en las elecciones de octubre pasado. Su candidato, el exministro de Economía Luis Arce, ganó holgadamente las elecciones y se convirtió en el nuevo presidente, lo que hizo posible el regreso de Morales al país.

La Fiscalía boliviana también emitió órdenes de captura para dos antiguos militares, acusados ​​por el actual Gobierno de estar involucrados en el golpe contra Morales, llevado a cabo en medio de un fuerte estallido social que pedía su renuncia y que chocó a su vez con partidarios del dirigente.