Internacional

Barroso advierte que el mayor riesgo de Europa ya no es económico sino político (video)

Compartir

Estrasburgo.- (Javier G. Gallego.-Enviado especial.- Diario EL MUNDO.es).- El discurso europeo ha cambiado radicalmente en el último año. Si antes el mayor desafío era evitar una fractura de la zona euro, hoy los líderes europeos empiezan a hablar de recuperación económica y de los primeros resultados que están dando las políticas aplicadas desde que comenzó la crisis.

Ésa es la gran baza que jugará la clase política europea de cara a las elecciones europeas del próximo año. Y un buen termómetro para medir ese cambio de tono es el debate sobre el estado de la Unión, donde el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, ha sacado pecho de las medidas que ha adoptado hasta ahora la UE para poner fin a la crisis: “La recuperación en Europa está cerca”, ha vaticinado el jefe del Ejecutivo comunitario, quien ha puesto como ejemplo a España y las “grandes reformas” que se han llevado a cabo y que han conseguido disparar el volumen de las exportaciones hasta su nivel más alto desde que se introdujo el euro.

Video por euronews

Superada ya la peor parte de la crisis, Barroso ha recordado que en medio de esta “frágil recuperación” el mayor riesgo que existe en Europa es de carácter político. “En los últimos años hemos visto que las grandes reformas siempre han castigado a los Gobiernos”, ha dicho a modo de recordatorio de lo que puede ser el resultado de las próximas elecciones europeas. Por eso ha expresado su rechazo a las “alternativas extremistas y populistas” que han culpado a Europa de todos los problemas.

En un tono más optimista que en otras ocasiones, Barroso ha destacado que “los esfuerzos están empezando a convencer y los países más afectados por la crisis están empezando a obtener resultados”. “Este año en el G-20 los europeos no hemos recibido ningún consejo sobre cómo gestionar la crisis y hemos recibido alabanzas por la resistencia de la Unión”.

A pesar de estos avances, el político portugués ha reconocido que el crédito sigue sin fluir en Europa y que el desempleo, con más de 26 millones de parados en la UE, sigue en tasas “insostenibles e inaceptables”.

“Europa no puede liderar una recuperación sin que se creen puestos de trabajo”, ha concedido Barroso, para quien la primera urgencia que tiene la UE es completar la Unión Bancaria y llevar a cabo una valoración de activos de la banca para sanear definitivamente el sistema financiero europeo.

Una respuesta contundente en Siria

De forma muy superficial, Barroso ha reclamado a la comunidad internacional que dé una “respuesta contundente” ante el uso de armas químicas en Siria.

“La comunidad internacional debe asumir la responsabilidad y poner fin al conflicto”, ha pedido el presidente de la Comisión tras recordar que la UE ha movilizado 1.500 millones de euros para ayudar a los refugiados.

Posiblemente es la política exterior donde la Unión Europea menos puede presumir de ser una unión.

El conflicto en Siria ha evidenciado la falta de consenso y la imposibilidad de que la UE mantenga una única voz sobre cómo resolver el conflicto.

Ante esta evidencia, Barroso se ha posicionado sutilmente admitiendo que “la propuesta de desmantelar el arsenal químico es positiva” y recordando que “únicamente es posible una solución política para conseguir una paz duradera”.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com