Farándula

Aumenta la esperanza de vida de las mujeres de 50

Compartir

Madrid.- (Laura Tardón.- Por EL MUNDO.es).- La salud de las mujeres cada vez es mejor, al menos en los países desarrollados. En los más desfavorecidos, sin embargo, las noticias no son tan alentadoras. De hecho, la brecha en la esperanza de vida de la población femenina de ambos mundos está aumentando. Así lo confirma un estudio publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en un número especial dedicado a la salud de la mujer más allá de la reproducción.

Se trata de uno de los primeros trabajos que analiza las causas de muerte de las mujeres a partir de los 50 años en una amplia gama de naciones, ricas y pobres. Como señalan los expertos, entre los principales desencadenantes de mortalidad en esta parte de la población destacan: las enfermedades del corazón, el derrame cerebral y el cáncer.

Según las conclusiones, en los países desarrollados mueren menos mujeres por este tipo de patologías que hace 30 años, lo que contribuye a alargar su esperanza de vida. Las cifras más significativas han tenido lugar en Alemania y Japón, que ganaron 3,5 años, de manera que hoy pueden vivir, de media, hasta los 84 y los 88 años, respectivamente.

En Francia, Reino Unido y Chile, su esperanza de vida incrementó en dos años y medio; en México, en 2,4 y en la Federación rusa, en 1,2.

Un progreso que, tal y como destacan los investigadores implicados en el estudio de la OMS, habría que agradecer a las medidas adoptadas para reducir este tipo de patologías. “La prevención, la detección y el tratamiento de las enfermedades no transmisibles como la hipertensión arterial, la obesidad, el colesterol y el cáncer son actualmente insuficientes en muchos países”, señala el artículo de la OMS.

Por eso, expone John Beard , director del Departamento de Envejecimiento y Ciclo de Vida de la OMS y uno de los autores del estudio, en los países de medianos y bajos ingresos habría que “habilitar a los servicios de salud ya existentes para que puedan detectar y tratar a tiempo” estas situaciones.

Por ejemplo, en el servicio de salud materna debería implantarse un sistema de detección y manejo de la diabetes gestacional, con el objetivo de evitar el sobrepeso y la diabetes en el futuro.

En los países en desarrollo también se ha aumentado la esperanza de vida para este mismo grupo de edad, pero se ha corroborado que las muertes por las causas mencionadas anteriormente se están produciendo allí a edades más tempranas.

Para revertir esta epidemia de enfermedades crónicas y atajar la brecha que aumenta entre los países desarrollados y de bajos ingresos, propone Beard, estos últimos deberían reaccionar. Es decir, hacer un esfuerzo para cambiar la “exposición de las mujeres en las primeras etapas de su vida a factores de riesgo como las relaciones sexuales, el tabaco y el consumo de alcohol”.

En el transcurso de los 30 años analizados (entre 1970 y 2010), las muertes por enfermedad cardiovascular y diabetes se redujeron en un 66% en 11 países desarrollados (Chile, Francia, Alemania, Grecia, Japón, Nueva Zelanda, México , Polonia, la Federación Rusa, el Reino Unido y los Estados Unidos de América), según el estudio.

En cuanto a la incidencia de cáncer de mama, aunque en general aumentó durante este periodo, se registraron menos muertes por este tipo de cáncer y también se redujo la mortalidad por cáncer de cuello uterino. Como remarcan los expertos de la OMS, gracias al diagnóstico precoz y a un tratamiento oportuno.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com