Nacionales Noticias Destacadas

Asamblea Nacional ratifica su compromiso con los maestros jubilados

Compartir

Quito.- “En vida que nos pagaran, de muerto ya para qué…”, fue el canto de cientos de maestros jubilados que llegaron a la Asamblea de todas las provincias del país, para participar de la sesión del Pleno, en la que por unanimidad (119 votos), los asambleístas ratificaron que los maestros que se retiraron durante el período comprendido entre 2008 y 2010 reciban la totalidad de incentivo económico por jubilación, como lo establece la Constitución. El documento será remitido en las próximas horas al Registro Oficial para su publicación.

La Legislatura hace justicia, fue el pronunciamiento de muchos de los docentes. Pues, mediante esta Ley se tendrá la base jurídica para cumplir con el pago de la diferencia entre el monto cancelado y el valor que debieron recibir como incentivo por jubilación. A nivel nacional son alrededor de 7.800 los maestros jubilados que se beneficiarán de esta Ley. Además, 700 jubilados han fallecido y serán sus familias las que reciban la compensación.

Al inicio de la sesión, la presidenta de la Asamblea, Elizabeth Cabezas Guerrero, dio la bienvenida a los jubilados y expresó su reconocimiento al “inmenso trabajado realizado por muchos años”.

Durante el debate se recordó que al entrar en vigencia la Ley de Educación Intercultural -en abril de 2011- no se consideró a los docentes que se acogieron a la jubilación entre 2008 y 2010, generándose así un trato discriminatorio respecto de los docentes que se jubilaron a partir de ese año.

Por esta razón, el argumento de los legisladores para no dar paso a la objeción del Ejecutivo es que existe la supremacía constitucional.

Los jubilados consideran que la objeción carece de fundamento jurídico, porque ninguna norma puede estar por encima de la Carta Magna, que manda que el Estado estimulará a los maestros con una bonificación de hasta 150 salarios básicos del trabajador privado y tomará en cuenta edad y años de servicio a partir del quinto año.

Aseguran que una vez se aplique la norma, el dinero que reciban servirá para pagar lo que adeudan, en unos casos, por enfermedad, medicinas, tratamientos, solventar su vejez, a mejorar su calidad de vida, para otros. Muchos murieron sin poder hacer efectivo este derecho.

Según el testimonio de Mario Júpiter, maestro jubilado en 2009, se retiró con una cantidad de $ 14 mil, pero tenía derecho a $32.800, el Ministerio de Educación envió una lista, con la fecha de jubilación y la cantidad a la que tenían derecho. En su caso, dijo, el gobierno le debe $ 18.700, sin contar los respectivos intereses. A los jubilados en 2010, se les adeuda $ 24 mil.

Por Azuay, Daniel Brito, que representa a más de 430 maestros jubilados desde 2008 al 2010, manifestó su complacencia de que la Asamblea haya aprobado esta ley que les fortalece, porque se ha respetado un derecho que les asiste a nivel nacional.

En tanto, Miguel Cadena, de Quito, solicitó que se ubiquen los recursos económicos en el presupuesto para hacer efectivo el pago a las personas que vienen sufriendo esta vulnerabilidad “cometida por el gobierno anterior” y que la Constitución exige categóricamente que deben ser cancelados. Informó que en Pichincha son alrededor de 4 mil jubilados.

Mientras que a Cecilia Paredes, jubilada en 2016, sí le pagaron su compensación como lo establece la ley, pero acudió a la Asamblea a respaldar a sus compañeros que fueron perjudicados. Coincidió por una nueva reforma al presupuesto para que se complete el pago a los más de 7.800 maestros que están esperando esta compensación.

Mariel Vargas agradeció a los legisladores por haberles escuchado, porque al fin se hace realidad una lucha de 10 años. En cada provincia se han reunido para abordar el tema, en donde no ha habido partidos políticos, sino asambleístas comprometidos con el pueblo.

Related Posts