Noticias Destacadas Política

Asamblea nacional destituye a Ana Galarza

Compartir

Quito.- El Pleno de la Asamblea Nacional, luego de escuchar a los miembros de la Comisión Mutipartidista que investigó la denuncia del legislador Ronny Aleaga en contra de Ana Galarza, así como al denunciante y a la asambleísta investigada, con 91 votos afirmativos, sancionó con la pérdida de su calidad de asambleísta, por haber incurrido en la prohibición de gestionar nombramientos de cargos públicos, según lo previsto en el artículo 163, numeral 3 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa.

La moción, presentada por el asambleísta Ronny Aleaga registró además 25 votos negativos y 10 abstenciones.

“Cuando asumí la presidencia de la Comisión Multipartidista, asumí con la Asamblea y con el país la responsabilidad de actuar dentro del marco de la transparencia, de la objetividad, y de la legalidad. En este sentido, no he cedido a presiones de nadie, ni a las calumnias, ni a las infamias. Este legislador ha actuado sin cálculos de carácter político”, enfatizó Raúl Tello, al sustentar el informe de mayoría suscrito por él y por la legisladora Lourdes Cuesta. Esa actitud ha hecho que también sea víctima de la infamia, víctima de la calumnia.

Citó la causal prevista en el artículo 163, numeral 3 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa, que establece las y los asambleístas no podrán gestionar nombramientos de cargos públicos, que fue la principal acusación del asambleísta Aleaga y que, a criterio de la mayoría del organismo ocasional, no fue debidamente sustentado por el denunciante. Por ello, sugirió que se aplique una sanción administrativa por uso indebido de la tarjeta magnética de una de sus colaboradoras.

Tello defendió el procedimiento seguido por la Comisión que -dijo- permitió la presentación de pruebas más allá del límite permitido y cumplió en todo momento el respeto de las garantías del debido proceso para las partes.

Mientras, Lourdes Cuesta aseguró que desde que formó parte de la Comisión, estuvo convencida que si encontraba un solo indicio de un hecho irregular en la actuación de la asambleísta Galarza, actuaría de forma implacable, cuéstele lo que le cueste.

Se refirió a la denuncia puntual del legislador Aleaga, en el sentido que la actuación de la asambleísta Ana Galarza podría enmarcarse en la prohibición prevista en el numeral 3 del artículo 163 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa, sobre la cual consideró que no se presentaron suficientes pruebas.

De su lado, Amapola Naranjo, miembro de la Comisión Multipartidista, quien presentó un informe de minoría, dijo que se trata de un cúmulo de inconductas que habría cometido la señora Galarza y que amerita su destitución. “La señora Ana Galarza le ha fallado al país, a su provincia, a la Asamblea”, subrayó.

Aseguró que ha llegado el momento de demostrale al pueblo ecuatoriano que somos dignos de su confianza. “La ciudadanía nos está observando, hoy conoceremos el voto de cada asambleísta, o destituimos a una asambleísta que ha incurrido en actos de corrupción, o la tapamos”, subrayó.

Luego, le tocó el turno de intervenir al denunciante, Ronny Aleaga, quien aseveró que siempre ha sido respetuoso con la asambleísta Galarza y con las garantías debido proceso. “Yo me referiero a los hallazgos encontrados en el análisis de esta denuncia y encontramos que en este caso se han dado los mismos hechos por los cuales la señora Galarza juzgó y votó por la destitución de la exasambleísta Norma Vallejo”, explicó.

Pregunto, qué pasa si tenemos indicios de piponazgo en el despacho de la legisladora y no hacemos nada, cómo es posible que sepamos que hubo pagos de los colaboradores de la señora Galarza para salir en una publicación y no hagamos nada.

Indicó que no se trata de una simple falta administrativa, pues en este caso es evidente que la vinculación de la señora Galarza y la asambleísta Jeannine Cruz, hizo posible la contratación del señor Lenin Rodríguez en el despacho de la señora Cruz. “Recuperemos el nombre de la Asamblea Nacional ante la ciudadanía”, invocó.

Entre tanto, la asambleísta Ana Galarza, concretó su intervención al caso de la supuesta gestión de nombramientos de cargos públicos. “El señor Lenin Rodríguez había puesto como referencia en su hoja de vida, sin consultarme, mi nombre. Recibí una llamada de la asambleísta Jeannine Cruz, quien me consultó sobre la actuación profesional del señor Rodríguez”, dijo.

Precisamente, esta y las demás acusaciones fueron desvirtuadas, puesto que el atender una llamada sobre una referencia de alguien que trabajó conmigo no significa gestión de cargos públicos. “Jamás llamé a nadie para solicitar se contrate al señor Rodríguez, es potestad de cada legislador escoger a los colaboradores que considere podrían ayudar al desarrollo de su trabajo y una referencia no significa compromiso alguno sobre la probidad o idoneidad de una persona”, añadió.

“Creo que me equivoqué al utilizar indebidamente la tarjeta magnética de una de mis colaboradoras; acepto públicamente la sanción administrativa, pido disculpas al país, así como le pido a esta Asamblea Nacional, donde redactamos las leyes de la patria, seamos los primeros en aplicar la ley, dejando de lado cualquier tipo de presiones que puedan probablemente presentarse, que actuemos en derecho”, concluyó.

Related Posts

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com