Nacionales Noticias Destacadas

Asamblea aprobó proyecto de resolución por el Día Mundial del Refugiado

Compartir

Quito.- Por unanimidad, el Pleno de la Asamblea Nacional aprobó el proyecto de Resolución por el Día Mundial del Refugiado y recibió en comisión general a María Clara Martin, representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en Ecuador, quien se refirió a la necesidad de que los países reciban más apoyo para ayudar a los refugiados a que puedan regresar a sus hogares, cuando las condiciones lo permitan.

Además, insistió en que se debe contar con leyes y políticas adecuadas para hacer respetar sus derechos.

La resolución insta a unirse a la conmemoración global del 20 de junio por el Día Mundial de Refugiado. Reconoce que en la región el refugio es un tema sensible que invita a los Estados a dialogar sobre el tema en base a los acuerdos bilaterales y multilaterales. También ratifica el compromiso de la Asamblea para construir el marco normativo que permita garantizar los derechos de las personas en movilidad humana.

La resolución termina con un exhorto a la comunidad nacional e internacional para replantearse la necesidad de vivir en un mundo de paz, en donde se respeten las ideas, formas de pensar y creencias, porque hay consensos en que un mundo de tolerancia y respeto es la mejor herencia que se les puede dejar a las futuras generaciones.

Los verdaderos héroes

La legisladora Ximena Peña, proponente de la resolución, dijo que más de 65 millones de personas en el mundo buscan protección ante la guerra, hambruna, intolerancia y persecución. “No solo hay que recordar a las víctimas, sino a las comunidades que los reciben, que les brindan un entorno seguro a los refugiados del mundo entero, ellos son los héroes invisibles, que otorgan una mano amiga a los refugiados”, aseguró.

Peña recalcó que ser un país de acogida no solo de refugiados, sino de migrantes en general, puede ser una oportunidad y no un problema, siempre que existan las herramientas legales adecuadas para que sea de forma ordenada y segura. “Que no se construyan más muros que separan y discriminan”, aseveró.

Un referente en el mundo

La asambleísta Peña habló de la Ley de Movilidad Humana, a la que calificó como un ejemplo a nivel regional en el respeto a los derechos de las personas en movilidad humana. Con ese criterio coincidió María Clara Martin, para quien esta ley marcó un referente no solo en Ecuador y en la región, sino en el mundo. “Debemos negarnos a ver al otro como una amenaza. Es el momento de reconocer la humanidad de las personas y plantearnos el reto de comprometernos para acoger y apoyar a los refugiados en nuestras escuelas, barrios y lugares de trabajo”, puntualizó Martin.

Esther Cuesta pidió que se reconozca en la resolución el trabajo de Acnur en todo el mundo en la protección y asistencia internacional de personas refugiadas. Solicitó que las cinco funciones del Estado den cumplimiento integral a la Ley Orgánica de Movilidad Humana.

Related Posts