Internacional

Argentina seguirá integrando el Grupo de Lima durante el Gobierno de Fernández

Compartir

Buenos Aires.- (EFE).- Argentina seguirá integrando el Grupo de Lima durante el Gobierno del peronista Alberto Fernández para poder plantear su posición sobre la crisis de Venezuela, afirmó este viernes el nuevo ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, Felipe Solá.

“Nosotros no estamos contentos, de ninguna manera, con la situación de Venezuela y con el Gobierno de Maduro, tampoco con la actitud que tiene la oposición en muchos casos”, dijo el canciller en una entrevista con la radio Metro.

Durante la campaña para las elecciones de octubre pasado, que acabó ganando, Fernández puso en entredicho el Grupo de Lima -alianza de países que desconoce a Maduro y apoya como presidente encargado al opositor Juan Guaidó- y aplaudió la postura de no intervención de países como Uruguay y México, que apoyan el diálogo para lograr una salida para el país caribeño.

El anterior Gobierno argentino, encabezado por el conservador Mauricio Macri, integraba ese grupo, y el exmandatario fue uno de los más críticos contra el régimen chavista, que a su vez mantuvo una muy buena relación con los Ejecutivos de Cristina Fernández (2007-2015), ahora vicepresidenta y correligionaria de Alberto.

Solá señaló que si se prosigue con el “método de repudio y al mismo tiempo de bloqueos, embargos y sanciones” contra Venezuela, lo que se hace es perjudicar “a un pueblo que esta en una situación absolutamente dramática”.

“Si seguimos usando los mismos métodos, lo que va a hacer es encerrarse más el Gobierno de Maduro, que está además preparado y dispuesto a una contienda si lo invaden. Y hablar de esas cosas es absurdo, hablar de violencia”, añadió.

Es así que confirmó que para “plantear” su posición, el país se quedará en el Grupo de Lima.

Fernández, que asumió el pasado martes, en una ocasión reconoció ver un “sesgo autoritario” en Venezuela pero reconoce a Maduro, y, aunque no lo invitó al acto de asunción, sí recibió a Jorge Rodríguez, su ministro de Comunicación.

POLÉMICA CON ESTADOS UNIDOS

En la entrevista, Solá desveló que el Gobierno de Estados Unidos pidió a Fernández, cuando todavía no había sido investido, una “gestión importante frente a Nicolás Maduro” que “fue exitosa”.

El canciller se refirió a este asunto al ser consultado por el supuesto malestar del asesor de Donald Trump Mauricio Claver con el nuevo Ejecutivo argentino por la presencia en el acto de investidura, el pasado martes, del ministro Rodríguez.

“El Gobierno de EE.UU. le había pedido al presidente electo, proclamado, porque todavía no había asumido, una gestión importante frente a Nicolás Maduro. El presidente Fernández la hizo, fue exitosa y la respuesta de uno de los miembros es ofenderse porque se encontró un ministro acá. Francamente, bueno, allá él”, expresó Solá.

Sin entrar en detalles, el ministro agregó que “lo que pedía el Gobierno americano a través de un secretario de Estado”, sin decir cuál, es que Fernández fuera “gestor de cuestiones que le interesan, sobre todo de cuestiones humanitarias, o supuestamente humanitarias, y el presidente Fernández lo fue”.

Solá recordó la reunión que Fernández y el equipo de exteriores tuvo el miércoles con el secretario adjunto del Departamento de Estado para asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Michael Kozak, también parte de la comitiva que llegó para la asunción.

“Lo que hemos planteado es que nos respetemos y tengamos la mejor relación posible. Ellos están de acuerdo. (…) Qué pensamos sobre cada situación se lo hemos dicho. Hemos planteado una relación donde no hubiera sorpresas. Si se le pide al presidente Fernández gestiones, no puede haber sorpresas porque viene un ministro”, reiteró.

El apoyo de Trump fue esencial para Macri en la relación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que en 2018 aprobó un préstamo para Argentina de 56.300 millones de dólares para enfrentar sus dificultades económicas y cuyo pago, y el del resto de tomadores de la alta deuda externa, Fernández deberá afrontar.

En noviembre, el presidente estadounidense llamó a Fernández y le anunció que instruyó a su equipo en el FMI para que ayude al país, mientras que el peronista le transmitió su intención de mantener “una relación madura y cordial”.

MADURO NO FUE INVITADO

El canciller confirmó que Maduro no fue invitado al acto de investidura, al que sí acudieron otros presidentes latinoamericanos.

“Estimamos que dada la situación internacional, era mejor tener una cierta neutralidad ese día”, reconoció.

“Hay 6 o 7 países o más de América Latina con los que queremos entablar conversaciones políticas y tenemos relaciones y nos interesa mucho recrear un organismo latinoamericano, que están en este momento claramente en contra de Maduro. Por tanto, es una medida estratégica nuestra”, enfatizó.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com