Internacional

Argentina: es “imposible” pagar deuda en junio tras medida de tribunal en EEUU

Compartir

sr.deudaargentina(AFP).- Argentina anunció el miércoles que no podrá cumplir con el próximo pago de su deuda reestructurada el 30 de junio en Nueva York, debido a la decisión de una corte federal de Estados Unidos de levantar una medida cautelar.

La justicia estadounidense había ordenado horas antes en la jornada ejecutar la condena a Argentina a pagar unos 1.300 millones de dólares a dos fondos especulativos, mientras en Buenos Aires la clase política se unía ante una decisión judicial que pone al país en riesgo de default.

“El levantamiento del ‘stay’ (medida cautelar) por parte del Segundo Circuito imposibilita así el pago en Nueva York del próximo vencimiento de la deuda reestructurada y muestra la inexistencia de voluntad de negociación en condiciones distintas a las obtenidas en la sentencia dictada por el Juez Griesa”, afirma un comunicado del Ministerio de Economía.

Luego de que esta semana la Corte Suprema estadounidense rechazara la apelación argentina, el juez federal de Nueva York Thomas Griesa levantó las medidas cautelares que frenaban la aplicación de su fallo.

Esto obliga a Buenos Aires a cumplir al 30 de junio con el pago de la deuda a los fondos especulativos, a los que llama “buitres” porque compraron la deuda ya en default, además de a los tenedores de bonos reestructurados.

La presidenta Cristina Kirchner y el ministro Axel Kicillof habían asegurado el lunes y martes que honrarían sus pagos a los acreedores que ingresaron en la reestructuración de la deuda.

Sin embargo, el miércoles el Ministerio de Economía indicó que el levantamiento de la medida cautelar “impide” efectuar el próximo “pago de los cupones de deuda en cumplimiento a sus acreedores reestructurados a menos que, en simultáneo, pague la totalidad de lo reclamado por los fondos buitres”, que según el Ministerio de Economía podría ascender a 15.000 millones de dólares.

Por último, el ministerio sostuvo que el país “reitera la voluntad de pago a sus acreedores reestructurados, ya que siempre ha ofrecido pagar bajo las mismas condiciones y en concordancia con la ley del país”.

En Nueva York abogados de Argentina anunciaron a la corte que una delegación viajará a Nueva York la próxima semana para sostener negociaciones con los fondos NML Capital y Aurelius.

“Estamos preparados para sentarnos (a dialogar) con ellos”, afirmó Robert Cohen, que representa al fondo NML.

– Políticos hacen frente común –

Los últimos desarrollos de este litigio, que se remonta a los meses posteriores a la moratoria declarada por el país sudamericano en 2001, unieron a la clase política argentina, que dejó de lado la confrontación para hacer frente común ante la decisión judicial.

Los políticos de la oposición que lucen como aspirantes a los comicios presidenciales de 2015 expresaron su respaldo unánime a la decisión del gobierno de buscar negociar una fórmula con Griesa para evitar que Argentina entre en default.

En un reflejo más de unión política frente a un fallo que pinta un panorama negro sobre la economía del país sudamericano, Buenos Aires amaneció empapelada con afiches contra los “fondos buitres”.

“Basta buitres. Argentina Unida en una causa nacional”, se lee sobre un fondo de la bandera estadounidense y la imagen de un enorme buitre.

– Desconfiado de la presidenta –

El juez Griesa expresó su desconfianza de que el Gobierno argentino honre sus compromisos de la deuda y se refirió con especial dureza contra el discurso de Kirchner del lunes.

Kirchner dijo que su país no volverá a caer en cesación de pagos, pero acotó que “lo que no tiene es voluntad de ser sometida a extorsión”.

Griesa catalogó ese mensaje de Kirchner de “desafortunado”.

“Eso no me genera realmente confianza de un compromiso de buena fe para pagar todas las obligaciones” de Argentina, dijo el magistrado, expresando sus dudas de que la propuesta de diálogo no fuera un “simulacro” para postergar los pagos.

Griesa había ordenado a Argentina pagar a los fondos, pero la orden quedó congelada mientras las partes esperaban si la Corte Suprema aceptaba la apelación argentina para revisar el caso.

Pero el máximo tribunal estadounidense rechazó los argumentos de Buenos Aires, y al dejar efectiva la sentencia a petición de los fondos, Griesa apuró más el reloj para que Argentina pague la deuda.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com