Política

Argentina abrió puerta a Ecuador para insistir en reformas al SIDH

Compartir

WASHINGTON.- (Xavier Reyes enviado Especial. Diario EL UNIVERSO).- El canciller Patiño dijo que con la resolución se acogió el pedido de la ALBA de seguir el debate.

Como en un partido de fútbol, en el último minuto Argentina le dio un pase gol a Ecuador. El canciller Ricardo Patiño pateó, el balón pegó en el palo y en el rebote, marcó el gol. Y fue el gol del empate, el que no deja ganadores ni perdedores sino un alargue, cuyo desenlace dependerá de la capacidad de negociación de cada país.

Así concluyó el viernes pasado una jornada de casi doce horas de la Asamblea General Extraordinaria de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se realizó en Washington para tratar, en forma global, las reformas al Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH) y, en especial, de la Comisión (CIDH).

El objetivo fue que los cancilleres y representantes de los 34 países de la OEA decidieran las reformas a implementarse. Ecuador –secundado por Bolivia, Nicaragua y Venezuela– fue protagonista: planteó cambiar la sede de la CIDH de Washington a un país latinoamericano (podría ser Costa Rica), limitar el financiamiento de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (parte de la CIDH) y eliminar la facultad de la CIDH para emitir medidas cautelares.

Si bien las propuestas ya habían sido discutidas en años anteriores, es desde el 2011 cuando tomó fuerza y se aceleró esta etapa más decisiva. El rol titubeante de Argentina fue clave en la sesión del viernes.

Patiño llegó a Washington luego de semanas de cabildeos sin lograr apoyo a sus planteamientos, lo que le dejaba poco espacio de maniobra, pero tenía un as bajo la manga.

Incluso, al ingresar a la sede de la OEA reconoció que no había consenso y que las reformas específicas por él propuestas no se iban a tomar en cuenta. Fue como anunciar un fracaso que, no obstante, luego de negociaciones, se transformó en la posibilidad de meter sus temas.

Los delegados de los países expresaron sus posiciones en la sala de sesiones de la OEA. Todos hablaron del “fortalecimiento” del SIDH.

Conforme pasaban las horas se consolidaba una resolución que incluía la necesidad de seguir debatiendo las reformas, pero no los temas específicos de Patiño. Lo que para México, Uruguay, Paraguay, Estados Unidos, Canadá, Chile o Colombia era fortalecer el SIDH para “el grupo de los cuatro” –Ecuador, Nicaragua, Bolivia y Venezuela– era un retroceso.

A las 17:15 del viernes, una vez hechas las exposiciones de los países, se dispuso un receso de 45 minutos que duró, en realidad, casi tres horas. En ese tiempo, el grupo de los cuatro insistió en que se incluyeran sus propuestas principales: cambiar la sede de la CIDH, limitar el financiamiento de la Relatoría para la Libertad de Expresión y eliminar la facultad de la CIDH para emitir medidas cautelares. Pero no se aceptaron.

Al volver al auditorio, cuando parecía que la resolución tenía consenso, Patiño tomó la palabra, cuestionó el proyecto de resolución, del cual dijo que lo habían destrozado y vaciado de temas sustanciales, y sacó su as: “Si no se consideran nuestros planteamientos específicos, Ecuador entiende eso como que es mejor estar afuera”.

Y con esa amenaza, alrededor de las 21:00, el canciller argentino, Héctor Timerman, insistió en “hacer un esfuerzo”, “para lograr consensos y ojalá, unanimidad” y evitar que en lugar del fortalecimiento se debilite al SIDH con el abandono de más países (Venezuela está en ese proceso de salida).

Y, otra vez, el juego de palabras: propuso modificar el segundo párrafo de la resolución, cambiando los términos para que, redactado de una manera muy general, se incluyan los pedidos de todos los estados, con énfasis en ‘todos’. Otra vez también, cerca de las 22:00, el juego de tiempo y los cabildeos. Se declaró un receso de 10 minutos, que fueron casi dos horas.

Durante ese lapso, los países de la Alianza Bolivariana (ALBA), Haití y Argentina convencieron a Patiño de que aceptara la sugerencia de Timerman, pues ante el fracaso del lobby ecuatoriano de las semanas anteriores, le abría una puerta para que el gobierno de Rafael Correa insista en sus propuestas.

A la medianoche se instaló nuevamente la Asamblea y Patiño dio la noticia de que finalmente había aceptado la modificación del párrafo 2 que solicitó Argentina. Hubo aplausos, a esa hora los diplomáticos estaban ya cansados y de tanto exprimir a la palabra ‘fortalecimiento’ cualquier decisión que vaya en la línea de cerrar el debate era vista con ansias.

Ya a la salida, cerca de la 01:00 de ayer (sábado), a 12 horas de sus primeros lamentos por la falta de consensos y a 10 metros del sitio donde lo expresó con vehemencia, Ricardo Patiño sonreía ante la prensa. “Usted dijo que el texto de resolución estaba aguado, ¿ya no le parece aguado?”, le dijo un reportero colombiano. “No, dejó de estar aguado”, respondió.

Ante la pregunta de si mantendrá su amenaza de salir del Sistema, contestó: “Finalmente se logró un acuerdo. Hubo una muy positiva decisión de Argentina de presentar una alternativa que recogiera, aunque no de una manera textual, la posición de los países de la ALBA, de tal manera que ahora nos sentimos que nuestras propuestas fueron recogidas… Es un extraordinario resultado”.

La delegación ecuatoriana regresó ayer a Ecuador sin sus reformas específicas, pero con la puerta abierta para hacerlo, tras un pase magistral de Héctor Timerman.

Más datos: La Asamblea
Comitiva
La Asamblea Extraordinaria de ayer de la OEA contó con la asistencia de once cancilleres, cinco viceministros y jefes de delegación de 18 países miembros. La reunión la presidió el canciller de Costa Rica, José Enrique Castillo.

Ecuador
La delegación ecuatoriana estuvo encabezada por el canciller Ricardo Patiño, la embajadora Nathalie Cely y la representante ante la OEA, María Isabel Salvador.

Nueva cita
La próxima Asamblea General Ordinaria de la OEA se llevará a cabo en junio de este año en Guatemala. Existe la posibilidad de que ahí se siga tratando el tema de las reformas al SIDH.

La resolución final de la OEA: Los puntos claves aprobados
1. Continuidad
Tomar nota de las respuestas de la CIDH al Consejo Permanente y pedirle que continúe avanzando.

2. Orden
Mandar al Consejo a seguir el diálogo sobre el fortalecimiento del SIDH, con todos los aportes realizados.

3. Actuación
Instar a la CIDH a poner en práctica aquellas recomendaciones que estén pendientes.

4. Promoción
Alentar a la CIDH a fortalecer sus esfuerzos de promoción de los DD.HH., incluso con el apoyo de sistemas nacionales.

5. Financiamiento
Comprometerse a lograr el pleno financiamiento con fondos de la OEA e invitar a que sigan las contribuciones.

6. Rendición de cuentas
Pedir al secretario general de la OEA que presente un análisis sobre los costos de los órganos del SIDH.

7. Relatorías
Proponer a la CIDH que fortalezca todas sus relatorías, incluso con el carácter de especiales y fondos.

8. Adherencia
Instar a los estados miembros de la OEA a ratificar o adherir los instrumentos, en especial a la Convención Americana.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com