Política

AP y Consejo apócrifo pedían a ciudadanos no firmar

Compartir

(Diario EL UNIVERSO).- Un poco más de $ 137.000 gastó el movimiento Alianza PAÍS en propagandas en medios de comunicación para advertir a la ciudadanía que no “se deje robar sus firmas”, según una medición de la empresa de monitoreo Infomedia.

La cifra no incluye los descuentos que suele hacer la prensa a sus clientes; estos pueden llegar al 70%.

De ese monto, un 68% se usó en spots de televisión en los que AP agradecía el apoyo de la gente para inscribir la agrupación, y advertía que ya no le hacía falta recoger más rúbricas.

El monto restante se usó en cuñas de radio. En ellas se mencionaba lo siguiente: “No estamos recogiendo ni recogeremos más firmas. Hemos cumplido de sobra la exigencia del CNE (Consejo Nacional Electoral) para participar en las elecciones. Por eso, si te piden firmar por Alianza PAIS, por el Gobierno nacional, el presidente Rafael Correa o para apoyar a Lenin Moreno como candidato al Premio Nobel o por cualquier motivo relacionado a nuestro movimiento o al Gobierno, no lo hagas. No dejes que te roben tu firma y denúncialos inmediatamente…”.

A la par empezaron a circular por todo el país hojas volantes suscritas por el denominado “Consejo Nacional de Ecuatorianos Indignados”, identificado con el mismo logo del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Estos pasquines señalaban que los datos de los firmantes podrían “ser borrados de registros serios como el Bono de Desarrollo Humano o de la Vivienda” o que las rúbricas serían digitalizadas y usadas “para estafas y delitos como fraudes bancarios, por internet o clonación de tarjetas de crédito”.

“No te arriesgues, protege tu identidad, no le des tu firma a nadie”, concluía el texto.

Tal campaña mediática, señalan los directores del PRE y del Prian, Abdalá Bucaram Pulley y Roberto Ponce –en su orden– dificultó la recolección de firmas que llevaron adelante las organizaciones políticas para completar el mínimo legal requerido (1,5% del padrón).

Bucaram y Ponce coinciden en que sus brigadistas se toparon con personas temerosas de consignar su firma.

Según el dirigente roldosista, las excusas más frecuentes que recibían se parecían al texto de las volantes: “Si firmo me quitan el bono” o “Me van a usar la firma para sacar electrodoméstico o clonarme la tarjeta”.

Bucaram refiere que, incluso, en una ocasión la policía detuvo a un par de jóvenes del PRE por recoger firmas alegando que el Gobierno lo había prohibido.

El director del MPD, Luis Villacís, refiere que su agrupación, a diferencia de las otras, no tuvo problemas. “Había conciencia cívica de la gente y nos apoyaban en rechazo a esa campaña sucia del régimen”.

Agrega que la figura de Alberto Acosta, candidato presidencial de la Coordinadora Plurinacional de Izquierdas, generó confianza en la población.

El exmiembro del CNE de transición Fausto Camacho opina que el contenido de la propaganda del régimen no apuntaba a bloquear la recolección de firmas, a diferencia de la campaña anónima.

Sin embargo, agrega que el organismo electoral debió garantizar el cumplimiento del artículo 61 de la Constitución de Montecristi, que garantiza a los ciudadanos su derecho a “conformar partidos y movimientos políticos, afiliarse y desafiliarse libremente de ellos y participar en todas las decisiones que estos tomen”.

Related Posts

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com