Política

Ante la amenaza de cierre de Fundamedios

Compartir

Quito.- La Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos, INREDH, ante el inicio de un proceso administrativo que busca la disolución de la ONG FUNDAMEDIOS, manifiesta lo siguiente:

1. El argumento planteado por la Secretaría Nacional de Comunicación (SECOM) para iniciar este proceso, que acusa a FUNDAMEDIOS de hacer política partidista al albergar blogs de personas críticas al gobierno, es por demás deleznable, pues esta Secretaría parece no comprender que el rol de las ONGs es precisamente incidir en las políticas públicas, asumiendo un rol crítico cuando estas políticas vulneran los derechos de las personas o de los colectivos sociales. Asumir una posición crítica a la acción gubernamental es sin duda un acto político, como también lo es el silenciarse ante los abusos de poder, pero esta actitud de ninguna manera constituye un acto político.

2. Otro de los argumentos planteados por la Secretaría Nacional de Comunicación (SECOM) para iniciar este proceso es el afirmar que FUNDAMEDIOS ha violado su propio estatuto al no promover el desarrollo social a través de la comunicación; este argumento es, al igual que el anterior, sumamente arbitrario y esbozado sin conocimiento de causa, pues las actividades realizadas por FUNDAMEDIOS no solo se remiten a la crítica política al gobierno cuando éste ha motivado violaciones al derecho a la libertad de expresión y al derecho de libre asociación, sino que ha emprendido procesos de capacitación en diversos espacios para usar la comunicación como un elemento de transformación social. INREDH, aun cuando no ha participado en estas iniciativas, ha sido testigo de este trabajo en diversos espacios ciudadanos.

3. En varias ocasiones, en especial en las últimas semanas, hemos sido testigos del acoso gubernamental hacia FUNDAMEDIOS, cuestionando especialmente la difusión de alertas en las que se informa sobre el acoso a periodistas y medios de comunicación que no se allanan a las directrices gubernamentales. Las alertas, como se denomina a los informativos que se difunden, especialmente en el ámbito internacional, son elementos democráticos muy utilizados por las organizaciones que defienden derechos; por tanto, el cuestionar su uso es una forma arbitraria del poder con la que intenta limitar las críticas. Cuando se cuestionó el uso de alertas por parte de FUNDAMEDIOS, ya advertimos que estaba por iniciarse un proceso más duro de retaliación contra esta ONG.

4. Por lo expuesto, consideramos que el proceso iniciado por la SECOM en contra de FUNDAMEDIOS constituye una violación al derecho de libre asociación, a la libertad de expresión y al derecho a la comunicación; por tanto, hacemos un llamado a la SECOM, y al gobierno en general, para que se abstenga de proseguir con este arbitrario proceso, pues disolver otra ONG, no solo violará un derechos consagrados en la constitución y en los instrumentos internacionales de los cuales Ecuador es signatario, provocando mayores demandas y sanciones al Estado, sino que además acrecentará la imagen de autoritarismo e intolerancia con la que se está identificando al gobierno de Rafael Correa, tanto en ámbitos nacionales, como internacionales.

5. Exhortamos a todas las ONGs, en especial a aquellas que están dialogando con el gobierno o que han optado por el silencio, a pronunciarse sobre este acto gubernamental, pues un atentado a la libre asociación es un acto que involucra a todas las organizaciones de la sociedad civil.

Por el Consejo Directivo de INREDH
Beatriz Villarreal Tobar
Presidenta

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com