Internacional

Alí Rodriguez Araque asume Secretaría General de la Unasur (video)

Compartir

Bogotá.- (AVN).- Tras la aprobación de un reglamento de funcionamiento, la conformación de dos nuevos consejos y un presupuesto para desarrollar proyectos hasta 2013, el entrante secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Alí Rodríguez Araque, asumió sus funciones con una institucionalidad consolidada.

El venezolano recibió el cargo de manos de la colombiana María Emma Mejía, en un acto realizado en la la Casa de Nariño, sede de gobierno de Colombia, que fue encabezado por el presidente neogranadino, Juan Manuel Santos, y su par de Paraguay, Fernando Lugo.

Lugo fue el encargado de juramentar a Rodríguez, quien afirmó que su compromiso en la Unasur consistirá en enfocar todas las acciones del organismo en función de un eje fundamental: el ser humano.

Video por Telesur

El ex ministro venezolano consideró que Unasur debe tener como prioridad ofrecer las condiciones para el desarrollo sustentable de la región, la generación de empleos e industrialización, con el propósito de superar la pobreza y eliminar las profundas asimetrías que mantienen a 180 millones de suramericanos sin sus necesidades básicas cubiertas.
Para lograr ese objetivo, Rodríguez estimó que el bloque debe hacer uso de su principal fortaleza, que reside en la gran cantidad de recursos naturales que poseen los países miembros y cuya valía se hace imponderable “en un momento en el cual las naciones desarrolladas necesitan cada vez más de ellos”.

“Debemos aprovechar esa fortaleza para combatir la pobreza, combatir el desempleo, ampliar el mercado interno, y así podremos ver los resultados positivos para toda la región”, afirmó el venezolano, quien advirtió que esa determinación está íntimamente ligada a la defensa de la soberanía.

En tres tiempos

El legado del primer secretario general de Unasur, el fallecido ex mandatario argentino Néstor Kirchner, y la impronta de Mejía con la institucionalización del organismo, fueron elogiados por quien ahora se convierte en el tercer suramericano en ocupar el cargo.

Rodríguez evocó a Kirchner como un hombre “de gran capacidad y tino político, que despejó los grandes obstáculos para que Unasur avanzara con celeridad”. Entre esas dificultades estuvo la superación de la ruptura de las relaciones entre Caracas y Bogotá en 2010.

La labor diplomática del argentino permitió que en agosto de ese mismo año se recompusieran los vínculos diplomáticos entre Colombia y Venezuela, en un momento “donde parecía imposible conciliar relaciones aparentemente irreconciliables”, recordó por su parte el presidente Santos.

Esa voluntad de diálogo fue la que facilitó que, tras el repentino fallecimiento de Kirchner en octubre de 2010, Colombia y Venezuela acordaran compartir la secretaría general de Unasur en un plazo de un año cada país.

Rodríguez también ponderó positivamente la gestión de su antecesora, María Emma Mejía, por haber “cumplido una misión tan difícil y compleja como la materialización de las instituciones, que a fin de cuentas son las que le dan concreción a los grandes sueños, a los grandes proyectos”.

En esta tercera etapa, que estará bajo su dirección, el venezolano indicó que trabajará por mantener el dinamismo del organismo y “trazar nuevos rumbos para materializar el sueño de nuestros Libertadores porque la vida de Unasur sigue”.

Organismos propios

El secretario general del bloque suramericano sostuvo que para alcanzar las metas propuestas será necesario destinar grandes masas de financiamiento para la industrialización, por lo que resaltó el papel que podría jugar el Banco del Sur en ese particular.

Rodríguez aseveró que el precedente que recibe es alentador y confió en que el mecanismo regional tendrá en el mediano plazo “poderío, presencia y peso específico en el plano internacional, y lo más importante: propiciará el mejoramiento de las condiciones de existencia de sus habitantes”.

“Un proyecto como este no tiene más que virtudes”, apuntó el venezolano, quien finalizó su discurso instando al bloque a hacer realidad el sueño de Bolívar de darle a los pueblos suramericanos “la mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política”.

Related Posts

Deja un comentario