Internacional Noticias Destacadas

Afganistán: al menos ocho personas murieron en un ataque con morteros en Kabul

Compartir

(Francia 24).- El grupo yihadista Estado Islámico reivindicó la autoría de la ráfaga de ataques sobre la capital de Afganistán, Kabul, a primera hora del sábado. El atentado múltiple ha provocado la muerte de al menos ocho personas y otras 30 están heridas. Son las últimas víctimas de la violencia en Afganistán, que se ha intensificado en los últimos meses pese al restablecimiento de las conversaciones de paz entre las autoridades afganas y los talibanes.

El caos se apoderó de centro de Kabul, la capital de Afganistán, durante la mañana del sábado 21 de noviembre, después de que una ráfaga de morteros golpeara la ciudad. El estallido impactó en las inmediaciones de la fortificada Zona Verde, donde se encuentran muchas embajadas y empresas internacionales.Los múltiples ataques dejan al menos ocho muertos y una treintena de heridos, según el Ministerio del Interior, que informó que “el número de víctimas no es definitivo y podría aumentar en las próximas horas”. Propietarios de tiendas recogían los restos de escombros y cristales rotos. “Eran alrededor de las nueve de la mañana cuando el mortero impactó en la zona de Shar e-Naw, frente al centro comercial Majid y la panadería Slice, hiriendo a uno de sus empleados que fue trasladado al hospital y causando pérdidas financieras a los comerciantes de los alrededores”, dijo un testigo de la tragedia.

Otros estaban comenzando su jornada cuando sonaron las alarmas. En las abarrotadas calles, varios vehículos quedaron destrozados, las paredes tenían marcas de proyectiles y se veían columnas de humo. Algunas imágenes grabadas por los testigos y publicadas en las redes sociales muestran que los cohetes causaron daños en una pared exterior de un gran complejo médico.

“Estábamos saliendo de casa cuando ocurrió una explosión y dos de mis hermanas y mi madre resultaron heridas, las hemos llevado al hospital”, explicó Ajmal todavía cubierto de polvo, en las puertas de uno de los hospitales donde estaban siendo trasladados los heridos. “Según la información inicial, ocho personas fueron martirizadas y otras 31 resultaron heridas”, dijo Tariq Arian, el portavoz del Ministerio del Interior afgano.

Estado Islámico reivindica el múltiple atentado en Kabul

Según Arian, al menos 14 cohetes fueron detonados desde la parte trasera de un pequeño camión en el norte de la capital. El portavoz expresó en su red social Twitter que “los terroristas talibanes se enfrentan a la nación. El evento terrorista de hoy es la enemistad evidente de los terroristas con el pueblo”.

Sin embargo, los insurgentes se apresuraron a negar cualquier responsabilidad a través de un comunicado, alegando que no disparan a ciegas en lugares públicos. “El ataque con cohetes en la ciudad de Kabul no tiene nada que ver con los muyahidines del Emirato Islámico (como se denominan)”, dijo el portavoz talibán Zabihullah Mujahid. Por su parte, el grupo yihadista Estado Islámico reivindicó el ataque.

Afganistán está viviendo una nueva ola de violencia, con constante ataques terroristas, que en los últimos seis meses han provocado la muerte de más de 1.200 civiles e hiriendo a otros 2.500. En la zona operan no solo los talibanes, sino también una filial del grupo yihadista Estado Islámico, que se atribuyó la autoría de los anteriores atentados en Kabul, incluidos dos ataques contra escuelas en los que murieron más de 50 personas. Además, hay varios caudillos fuertemente armados con milicias que viven en la capital con rivalidades entre ellos.

Este sábado el Ministerio del Interior también dijo que se habían reportado dos pequeñas explosiones “de bomba lapa”, una de ellas golpeó un coche de la policía, matando a un oficial e hiriendo a otros tres. La Embajada de Irán en Kabul dijo que fue blanco de los ataques, pues dos de los proyectiles lanzados el sábado explotaron en el recinto de la delegación diplomática, pero “no hubo víctimas”, según fuentes iraníes.

Mike Pomeo está en Doha para reunirse con los talibanes y los representantes del Gobierno afgano

El país continúa sumido en una guerra endémica, pese a las conversaciones de paz –que se reanudaron el pasado septiembre en Doha, Qatar– entre el Gobierno afgano y los talibanes. La ausencia de un alto al fuego está dificultando las negociaciones e incrementa la inseguridad en Afganistán, donde al menos 163 civiles han fallecido por ataques terroristas en el último mes.

Esta semana el Pentágono anunció que comenzará la retirada de 2.000 soldados estadounidenses de suelo afgano como parte de los acuerdos, en los que Estados Unidos actúa como mediador. Washington y los talibanes pactaron una retirada completa de Estados Unidos a mediados de 2021.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, aterrizó este sábado a la capital del Golfo de Qatar , donde se reunirá con portavoces del Gobierno de Kabul y los negociadores talibanes. Doha ha sido la sede de las conversaciones de paz afganas durante meses, para intentar terminar con la violencia que asola a los afganos.

Con AFP y Reuters

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com