Farándula

8 razones para realizarse una cirugía refractiva láser durante el confinamiento

Compartir

(@srradioEc).- La cirugía refractiva con láser es un procedimiento quirúrgico que se practica con la finalidad de que una persona pueda reducir la dependencia de los lentes de armazón o lentes de contacto por un tiempo prolongado.

Este tipo de intervención se utiliza para corregir defectos refractivos como la miopía, hipermetropía, o astigmatismo, y así mejorar notablemente la visión, y por ende la calidad de vida del paciente.

Quienes desean someterse a esta cirugía deben cumplir ciertos requisitos y además, haber contado con el seguimiento del aumento de su medida de visión durante cierto tiempo.

El confinamiento, trae consigo varias razones para poder realizarse este tipo de cirugía, aprovechando que la mayoría del tiempo se pasa en casa. A continuación, la Dra. Johanna Negrette, Cirujana Oftalmóloga especialista en Cirugía Refractiva y Córnea de la Clínica Andes Visión, comparte 8 razones para someterse a este procedimiento en la situación actual de manera segura.

  1. Mayor posibilidad de descanso postoperatorio

Dadas las condiciones actuales de confinamiento y considerando que el estilo de vida de muchas personas ha cambiado, existen mayores posibilidades de tener un mejor descanso dentro de casa, evitando así la tentación de salir a realizar cualquier actividad hasta que el tiempo de recuperación postoperatorio se haya cumplido.

Un paciente que se someta a esta operación en esta época, podrá permanecer en casa durante los 30 días que se requieren para la recuperación total, sin tener que salir a su trabajo u otro lugar y sin exponerse a la luz solar, que es enemiga de la cicatrización de la córnea y por ende, de la recuperación en este tipo de operaciones. Además, tendrá el tiempo adecuado para cumplir con los cuidados que se requieren luego de la operación como por ejemplo la aplicación permanente de gotas en los horarios que señale el especialista.

  1. Comodidad, libertad y estética para el paciente

La cirugía refractiva con láser, permite prescindir del uso de lentes de armazón por un tiempo muy prolongado, que dependiendo del paciente, puede llegar inclusive a 20 o 25 años. De esta manera el paciente tendrá la libertad de movilizarse sin ellos a cualquier lugar y dejar la dependencia hacia los lentes de montura.

Según señala la doctora Negrette existen pacientes que preferirían no utilizar lentes de armazón, ya que sienten que no se sienten cómodos con ellos en el sentido estético. En estos casos, la cirugía refractiva le permitirá al paciente lucir su rostro sin accesorios visuales.

Además, en el contexto actual, existen muchos pacientes que no logran combinar el uso de la mascarilla con los lentes a la vez. Para este tipo de personas, una cirugía refractiva también será de gran alivio.

  1. Nitidez y claridad inmediata en la visión

Según la experiencia de la doctora Negrette, los pacientes que salen del quirófano luego de realizarse una cirugía refractiva, de inmediato sienten el cambio en su visión. Los colores se tornan más vivos, las imágenes más claras y por ende, su ánimo y estilo de vida mejoran abismalmente con estos resultados.

Pero es importante recalcar que la visión que el paciente finalmente obtendrá, se estabiliza un mes después de la operación y durante aproximadamente dos o tres meses el paciente padecerá sequedad ocular, producto de la ruptura de los nervios superficiales de la córnea, mismos que ayudan a lubricar el ojo y terminan afectados por el uso de láser durante la cirugía. Esto se puede solucionar con la aplicación de gotas artificiales que el profesional de oftalmología recetará al paciente.

  1. Comodidad para atender reuniones de teletrabajo

Realizarse una cirugía refractiva no significa ausentarse completamente del teletrabajo. Afortunadamente las herramientas digitales se convierten en un aliado para los pacientes que se han sometido a este tipo de operaciones y por razones laborales no pueden ausentarse mucho tiempo de su trabajo.

Si bien durante los primeros 15 días de recuperación, los pacientes no pueden exponerse a ningún tipo de dispositivo digital, en la modalidad de teletrabajo, el paciente, por ejemplo, puede participar en reuniones virtuales únicamente con la función de audio activada, sin cámara para no tener que mirar la pantalla del computador. De esta manera, no se perderá reuniones estratégicas con el equipo de trabajo o con clientes.

  1. No es una cirugía invasiva

La cirugía refractiva es una intervención sencilla que se realiza extra ocularmente, y permite que el paciente, una vez operado, pueda ir a su casa sin necesidad de ingreso hospitalario. El procedimiento inicia con la aplicación de anestesia tópica (gotas) y con la inmovilización de los párpados para evitar el parpadeo. Posteriormente a través del uso de láser se moldea la curvatura de la córnea para corregir los vicios refractivos, sin afectar los tejidos de los ojos que la rodean.

La operación es rápida ya que dura de 6 a 10 minutos por cada ojo. Es cómoda porque el paciente no sale con los ojos vendados del quirófano y disfruta de una mejor visión desde el primer día de haber sido operado.

Por esta razón, la experta recomienda a los pacientes que cumplan con los requisitos y que hayan sido valorados correctamente por un profesional, poder someterse a esta operación.

  1. Córneas delgadas, sí se pueden operar

Anteriormente los pacientes con córneas delgadas o con pocas micras de grosor, no podían ser sometidos a este tipo de cirugía ya que los equipos con los que se realizaban estas operaciones consumían mayor cantidad de tejido corneal, en comparación a la tecnología que se utiliza en la actualidad. Los equipos modernos y de última generación ayudan a consumir la menor cantidad de micras o tejido corneal posible y dejan un excelente resultado. Al finalizar la operación, el paciente debe quedar con una córnea de al menos 420 micras para evitar complicaciones postquirúrgicas.

Gracias al avance de la tecnología, actualmente la cirugía Excimer Láser, a través del método de superficie PRK (Queratectomía Fotorrefractiva), permite a pacientes con córneas delgadas someterse a este tipo de operación, ya que con este método el consumo de micras de córnea se disminuye y el paciente finaliza la operación con el grosor adecuado de su córnea.

La experta señala que en la ciudad de Quito existen muchos pacientes con córneas delgadas, mismos que ya pueden someterse a una cirugía refractiva aprovechando la aplicación de esta técnica en la Clínica Andes Visión, en donde además se aplican todas las medidas de bioseguridad basados en las sugerencias de la Organización Mundial de la Salud y cumpliendo al 100% con las recomendaciones de la Academia Americana de Oftalmología; además de un equipo médico con una profunda preparación académica, técnica y práctica en áreas generales y específicas de la oftalmología y la optometría.

  1. Menos del 1% de cirugías refractivas presentan complicaciones

La especialista asegura que un paciente bien valorado, que haya tenido el seguimiento adecuado antes de la cirugía y que haya seguido las instrucciones postoperatorias al pie de la letra, tendrá con seguridad resultados exitosos y sin riesgos. Además indica que menos del 1% de cirugías refractivas llegan a tener complicaciones, que si son bien tratadas, también son reversibles.

  1. Tras la operación se obtiene la misma visión que se lograba con el uso de lentes

Después de realizar una cirugía refractiva, la experta señala que los pacientes, en su mayoría, logran una mejora significativa en su visión, llegando a ver igual o mejor que con sus lentes. Por ejemplo, si la visión de un paciente con lentes llegaba a una medida de 20/20, que es la ideal, después de la cirugía, también alcanzará esa medida, logrando así un cambio importante en su calidad de vida.

La precisión y seguridad de la cirugía refractiva hacen de ella, sin duda, el procedimiento quirúrgico de elección para la mayoría de los defectos refractivos.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com