Política

Vocales del CNE reconocen fallas en sistema informático (video)

Compartir

Quito.- (Diario EL UNIVERSO).- La lentitud del sistema informático en la revisión integral de las firmas de afiliaciones y adhesiones de los partidos y movimientos políticos obligó al Consejo Nacional Electoral (CNE) a aplazar el proceso de manera indefinida.

Ayer, 22 días después de que el organismo anunciara la depuración de las firmas (5 de agosto), tras el escándalo de la usurpación de identidades, los consejeros admitieron la existencia de problemas y expresaron su inconformidad con la empresa Controles, encargada del proceso.

La lentitud del sistema se develó tras la primera verificación de 7.318 firmas del movimiento local ARE, de Loja, cuyo proceso estaba previsto que concluyese este fin de semana en una hora, pero se extendió a 15 horas, por problemas de identificación de los formularios al software de la empresa.

El vicepresidente del CNE, Paúl Salazar, exigió a Controles que incremente equipos, servidores, y agilice la verificación para avanzar en el proceso con todas las organizaciones políticas. “El sistema como tal está en funcionamiento, lo que no vamos a permitir y no vamos a tener ninguna contemplación, es en el retraso en el procesamiento y velocidad… vamos a exigirle a la empresa que nos responda”, expresó.

Video cortesía ECUAVISA

Según Salazar, la verificación de cada firma dura 6 segundos. Si el sistema detecta alguna inconsistencia, la afiliación o adhesión automáticamente es rechazada para una revisión manual de las rúbricas.

El representante de la empresa Controles, Miguel Izurieta, explicó que el “pequeño retraso” obedece a los problemas en las copias de los formularios que se ingresan al sistema, y que según él van cambiando de acuerdo con el número de copias entregadas al CNE.

Añadió que el sistema informático de su empresa rechaza la información si los nombres, el número de cédula o la firma no están identificados en los casilleros correspondientes para el efecto. “Cuando el formulario está bien puesto es veloz y automático (la verificación de firmas). Cuando está torcido tenemos que recurrir a una extracción manual, campo por campo. Como resultado de esto se demora cuatro o cinco veces más (el proceso de verificación)”, dice Izurieta.

Él no quiso precisar una fecha para la aplicación del 100% del sistema informático y se limitó a responder que “será muy pronto”.

El consejero Juan Pablo Pozo señaló que en el caso de incumplimiento del contrato por parte de Controles, el Consejo Electoral ejecutará las garantías a la empresa.

Ayer en el Centro de Exposiciones Quito continuó el proceso de verificación de firmas del movimiento MAR, de la provincia de El Oro, que junto a ARE, según el presidente del CNE, Domingo Paredes, son las únicas organizaciones políticas que se sujetaron a las reglas del Consejo Electoral.

Arremetió, sin determinar nombres, contra las organizaciones políticas que critican al CNE por la falta de transparencia en la verificación de las rúbricas y que denuncian un supuesto fraude electoral.

“No está en ciernes un fraude, en absoluto, estamos preparando para ver el funcionamiento del sistema… son denuncias falsas pero que crean una atmósfera, una imagen de inestabilidad, de irregularidad, que condenamos”, dijo Paredes.

Para el exfuncionario del Gobierno, las denuncias de irregularidades tienen “fines protervos” y obedecen a “un complot” de los partidos y los movimientos para evitar la revisión del 100% de firmas.

Mientras el resto de consejeros admitió los evidentes problemas en el sistema de Controles, Paredes responsabilizó del retraso a las organizaciones políticas que exigen una auditoría sobre la seguridad del proceso de revisión.

Pidió a los actores políticos autocontrol y abstenerse de “seguir acusando falsamente” al CNE de fraguar un fraude. “Esto se convierte en calumnia, en una acusación de fines perversos y peligrosos”.

Añadió que únicamente la Fiscalía y el sistema judicial podrían hablar de presunción de fraude en el proceso de verificación de firmas.

Fabricio Correa, hermano del presidente Rafael Correa y dirigente del movimiento político Equipo, puso en tela de duda la afiliación política de los digitadores que contrató el CNE. “Los 1.500 digitadores parecen estar vinculados al Gobierno y al movimiento PAIS (del régimen) porque según declaración del propio (Domingo) Paredes (presidente del CNE) provienen de una lista entregada del Ministerio de Relaciones Laborales; entonces no existe ninguna garantía ni por parte del programa ni por el lado de los digitadores, con lo cual de Guatemala caímos en Guatepeor”, dijo Fabricio Correa.

Empresa Controles

El CNE adjudicó el contrato a la empresa Controles para la verificación de firmas bajo la modalidad de emergencia por $ 1,9 millones.

Digitadores parados

En el Centro de Exposiciones Quito se encuentran 750 personas contratadas por el CNE para la verificación de firmas. Ayer al mediodía la mayoría del personal permanecía cruzado de brazos frente a los computadores ante la falta de información para la verificación de datos.

Próximo plazo

El 24 de septiembre terminará el plazo dado por el CNE para que las organizaciones políticas presenten más firmas para su inscripción o reinscripción para las elecciones del 2013.

Related Posts

Deja un comentario