Blog

 Breaking News

Un mero devora de un bocado a un tiburón

Un mero devora de un bocado a un tiburón
agosto 27
09:14 2014
Compartir

(National Geographic).- El mero guasa (Epinephelus itajara) no es el más temido ni el más rápido del océano; no tiene púas venenosas ni impresionantes colmillos, pero puede ser grande, muy muy grande. Y, como ya sabemos, los peces más grandes se comen a los más pequeños.

Al menos eso es lo que ha ocurrido recientemente, siendo el pez pequeño, en este caso, un tiburón de 1,20 metros. El video del festín se ha convertido en viral en muy poco tiempo.

A pesar de que puede llegar a pesar casi 400 kilogramos y medir más de dos metros, el mero guasa suele alimentarse de cangrejos más bien pequeños, aunque a la vista está que a veces hace excepciones.

«A partir de los datos conocidos, podemos afirmar que, en general, estos meros no se alimentan de tiburones», afirma Matthew Craig, biólogo marino de la Universidad de San Diego (California). «Sin embargo, no tienen claras preferencias, por lo que si ven algo que puede ser una presa fácil y que les cabe en la boca, van a por ello».

Christopher Koenig, biólogo de la Universidad Estatal de Florida, confirma que no es lo habitual en condiciones normales, en primer lugar, porque no cuentan con el tipo de dientes necesario para desgarrar la carne de un tiburón.

«Tienen dientes pequeños, diseñados para mantener a los peces dentro de la boca, no para cortarlos en trozos. Cuando se dice que se tragó al tiburón ‘de un bocado’ parece que es que podría haberlo hecho en varios, pero no es así», añade.

Craig cree que estos peces comen con los ojos y son demasiado ambiciosos, pues ha visto cómo ejemplares de acuario no juzgan correctamente su tamaño «y la cola de su presa sigue asomando por la boca hasta que digieren la primera mitad y pueden tragárselo entera».

About Author

admin

admin

Related Articles

Radio en vivo

TV en vivo – pulse play

Facebook

Multimedia – Audios

Visitas