Blog

 Breaking News

Tarsicio Granizo: “El Parque Yasuní es el área protegida más grande del continente”

Tarsicio Granizo: “El Parque Yasuní es el área protegida más grande del continente”
octubre 20
07:24 2017
Compartir

Quito (Pichincha). -El ministro del Ambiente, Tarsicio Granizo, recordó que el Parque Nacional Yasuní es el área protegida más grande del continente y una de las más diversas en flora y fauna del mundo. Por ello cree que la pregunta de la Consulta Popular, que plantea la reducción a 300 hectáreas de explotación en el ITT (Ishpingo, Tambococha y Tiputini), es un aporte al cuidado del planeta tomando en cuenta que se aprobó la explotación petrolera en el Parque Nacional en 1.030 hectáreas y ahora esa cantidad se reducirá en un 70%.

Recordó que si la ciudadanía responde afirmativamente a esta pregunta también se ampliará la zona intangible en 50.000 hectáreas, respetando el territorio donde viven los últimos pueblos en aislamiento voluntario, como los tagaeri y taromenane, pueblos aborígenes no contactados de la Amazonía ecuatoriana, cuya existencia alimenta historias y relatos fantásticos de lo más profundo de la selva.

El Ministro insistió en la importancia de cuidar el parque Yasuní por su rica diversidad biológica y cultural. Esto tiene gran importancia si te toma en cuenta que el Yasuní alberga más de 100.000 especies de insectos, 1.130 especies de árboles, 165 especies de mamíferos, 130 de anfibios, 72 de reptiles y alrededor de 630 de aves.

Granizo recordó que hay cinco explotaciones petroleras dentro del Parque Yasuní que se realizan desde hace mucho tiempo. Por ello destacó que, con la pregunta de la Consulta, la explotación petrolera se concentrará en el sector del Ishpingo, que está al sur del Parque, y reiteró que se la realizará con las salvaguardias, cuidados ambientales y tecnología de punta que minimice la afectación ambiental.

Dijo que los grupos ecologistas deben leer bien la pregunta y en especial los anexos. “La pregunta no es ambigua para nada, deben leer bien los anexos. Esa explotación tendrá el menor impacto posible y dará paso a que los pueblos en aislamiento voluntario tengan una mayor área para cazar y realizar sus actividades. En estas 300 hectáreas se hará una explotación técnica, ambiental y socialmente responsable lo que significa un cambio radical. Además, se ampliará la zona intangible al sur del Parque y otras aledañas”. GFS/El Ciudadano

About Author

admin

admin

Related Articles

Radio en vivo

TV en vivo – pulse play

Facebook

Multimedia – Audios

Visitas