Blog

 Breaking News

Sin murciélagos no hay tequila 

Sin murciélagos no hay tequila 
octubre 10
08:29 2015
Compartir

CIUDAD DE MÉXICO, México.- (Por: Leonardo Ferrera.- Fuente: Noticieros Televisa).-No es una ave, no es un roedor y no es una especie maligna. 

Rodrigo Medellín, investigador Instituto de Ecología de la UNAM: “Los murciélagos y los caballos provienen de un ancestro muy antiguo que ya desapareció.”

“¡Que quede muy claro que los murciélagos son su propio grupo, no son ratones con alas, no son ratones viejos, no tiene nada que ver!”

Laura Navarro, coordinadora programa para la conservación de los Murciélagos en México: “Uno de los mitos de la historia más grandes, que han afectado realmente la imagen de los murciélagos es la novela de Bram Stocker.”

“En la edad media, esa época donde no había mucho conocimiento científico, donde a la gente se le controlaba con el miedo, los murciélagos ocupan un lugar importante y en ese momento es donde se generan esos mitos de que se enredan en el pelo, o que si entran a la casa de una persona es porque alguien se va a morir, y en esa época es donde los cuelgan para evitar que entren los demonios.”

“La primera manifestación cultural que podemos encontrar de los murciélagos son las pinturas rupestres.”

Según registros de 500 años Antes de Cristo, el murciélago era venerado por diferentes culturas en México.

México tiene más del 10% de total de especies de murciélagos en el mundo.

“Tenemos una grandísima diversidad hablamos de más de mil 300 especies de murciélagos en todo el mundo, y de esas más de mil 300 especies de murciélagos, México tiene más del 10%, tenemos 138 especies”, dijo Rodrigo Medellín.

Los murciélagos frugívoros son grandes dispersores de semillas.

“Cuando se alimentan de frutos que tienen semillas pequeñas, como la guayaba, o el higo por ejemplo, lo que sucede es que al tragarse la fruta se tragan también la semilla, y cuando defecan en el vuelo las semillas ya tienen una preparación para que germinen más fácilmente”, agregó Laura Navarro.

Otros alimentos o bebidas, que tal vez no imaginamos son obra de los murciélagos…

“¿Quién no se ha tomado un tequila?, bueno pues el tequila lo tenemos gracias a los murciélagos, como este han visitado durante millones de años las flores del agave tequilero”, señaló Rodrigo Medellín.

El murciélago es responsable de que la mayoría de las semillas de la planta de agave se extiendan.

 Significa que mientras existan los murciélagos habrá suficiente tequila, mezcal y pulque, bebidas mexicanas por excelencia, de fama internacional.

En cuánto a los frutos, hay más de 500 tipos diferentes de plantas tropicales que son polinizadas por los murciélagos.

“Cualquier persona a la que le gusten los chicozapotes, los zapotes negros, los zapotes blancos, las pitayas, las guayabas, todos esos frutos tropicales se los debemos a estos murciélagos”, sentenció Rodrigo Medellín.

 De acuerdo con los científicos, los pájaros y las abejas toman el turno del día en el trabajo de polinización y los murciélagos toman el turno de la noche.

 “Esta especie es un murciélago que se alimenta de néctar y polen de las flores; tienen una trompa tan larga porque hacen lo mismo que hacen los colibríes en el día, pero ellos lo hacen en la noche”, explicó Rodrigo Medellín. 

 Los murciélagos insectívoros son otra especie que ayudan a mantener los cultivos libres de plagas.

 Un murciélago pequeño puede comer hasta mil mosquitos por hora.

 “Cada millón de estos murciélagos destruye alrededor de 10 toneladas de insectos”, dijo Rodrigo Medellín.

 El 70% de los murciélagos consumen insectos y bichos.

 En este grupo se encuentran también los carnívoros.

 El otro 30% de murciélagos consume diversos tipos de frutas.

 Sólo una pequeña cantidad de murciélagos se alimentan de sangre.

 “Los murciélagos hematófagos, de las mil 300 especies que hay en el mundo, y de las 140 que hay en México sólo hay 3 especies que se alimentan de sangre”, señaló Laura Navarro. 

 Los científicos han encontrado en la saliva de los murciélagos vampiros residuos de anticuagulantes. Actualmente la medicina moderna está investigando la posibilidad de curar con ella a pacientes con problemas del corazón.

 La Colección Nacional de Mamíferos, del Instituto de Biología de la UNAM, tiene el mayor registro de especies de murciélagos en México.

 “Aquí pretendemos tener el inventario de las especies de murciélagos del país, principalmente como México, Centroamérica y todos los que sean posibles”, dijo Fernando Cervantes.

 Se conservan los esqueletos y la información genética de aproximadamente 140 especies de murciélagos.

 “Conservamos sus partes óseas, el esqueleto completo, conservamos la piel y conservamos muestras de sus tejidos, puede ser músculo, riñón, corazón e hígado”, explicó Fernando Cervantes.

 Contrario a lo que se cree la mayoría de los murciélagos tienen una excelente visión, pudiendo encontrar a sus presas en la oscuridad.

 También tienen un excelente olfato y oído. La ecolocación les permite escuchar y comunicarse a través de vibraciones.

 Otros animales con esa capacidad son los delfines.

 “Las orejas les sirven como antenas para amplificar los sonidos que reciben de regreso”, dijo Laura Navarro.

El “Programa para la Conservación de los Murciélagos en México” es una organización no gubernamental, integrada por científicos y voluntarios, para llevar educación a estudiantes sobre la importancia y el cuidado de los murciélagos.

La edad promedio de un murciélago es de 20 años, aunque algunos superan los 30 años.

Sin embargo su mayor riesgo es la destrucción de bosques tropicales o la invasión a cuevas.

Los murciélagos alcanzan la madurez sexual a los 12 meses y solo tienen una cría por año.

Proteger a los murciélagos es conservar nuestros bosques y selvas y garantizar alimento a la población.

Son los “Dueños de la Noche”.

Los amos nocturnos en la protección de la naturaleza.

Y de la vida. 

About Author

admin

admin

Related Articles

Radio en vivo

TV en vivo – pulse play

Facebook

Multimedia – Audios

Visitas