Blog

 Breaking News

Reproches a la CIDH y a la prensa

Reproches a la CIDH y a la prensa
mayo 25
10:14 2013
Compartir

Quito.- (Diario EL UNIVERSO).- La ceremonia de investidura sirvió de plataforma para reiterar la postura del Ecuador sobre la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y los medios de comunicación.

También para formalizar que será el último mandato del líder de Alianza PAIS (AP).

El presidente Rafael Correa aprovechó ayer su discurso de posesión para criticar al organismo y a la prensa de la región, ante los miles de invitados que asistieron al acto, entre ellos, gobernantes, diplomáticos y representantes de la realeza.

Correa reprochó que la sede de la CIDH esté en Washington, Estados Unidos, un país que no ha firmado la Convención Americana sobre Derechos Humanos; y que parte del financiamiento que recibe provenga de dicha nación.

El mandatario aseguró que esto era un “vestigio del neocolonialismo” que Ecuador no tolerará porque no seguirá “siendo tontos útiles de nadie”.

Entonces compartió con el público la tesis que el país ha expuesto en diversos escenarios, esto es, que solo las naciones adheridas a la Convención estén representadas en la Organización de Estados Americanos (OEA) y den los recursos.

“Todos sabemos que aquel que financia impone las condiciones”, dijo a modo de reflexión, y previo a direccionar los cuestionamientos a la OEA, del cual la Comisión forma parte.

Correa reprochó que la sede de la OEA también esté en Estados Unidos, “país del bloqueo criminal a Cuba”; y se preguntó cuál era su propósito si no adoptaba “una postura definitiva regional” sobre las islas Malvinas, un territorio ultramar de Gran Bretaña, que Argentina reclama desde hace décadas.

“Y hablemos de derechos humanos, ya que Ecuador y nuestro gobierno tienen mucha solvencia para hacerlo”, anotó, al tiempo de calificar al país como un estado de derecho.

El presidente aseguró que su régimen soporta “un linchamiento mediático permanente”, porque “nadie puede estar por encima de la ley” y los medios de comunicación privados buscan jugar “un rol político”.

Pero las críticas no las centró al país, sino que las extendió a América Latina, donde, según él, “la prensa es mala, muy mala”. Y señaló: “con honrosas excepciones”, que no precisó.

Correa refirió que otros “poderes fácticos del neocolonialismo” son las instituciones internacionales que pretenden interponer sus decisiones por encima de la soberanía de las naciones, por lo cual abogó a sus “hermanos latinoamericanos” a unir esfuerzos para que los países de la región no sean tratados “como el patio trasero” del continente.

La ponencia del jefe de Estado tuvo este eje regional en su primera mitad, que duró un poco más de una hora.

La segunda mitad, que empezó luego de la intervención del nuevo vicepresidente, Jorge Glas, duró 40 minutos, y ofreció un mensaje hacia los asambleístas del periodo 2013-2017, incluso a los de oposición.

A propósito de los mandatos del Ejecutivo y Legislativo que arrancaron este mes, Correa formalizó ante el público que este será su último periodo.

La noticia generó lamentos y clamores de “No” entre los presentes, lo cual a su vez, desprendió una sonrisa en el mandatario e interrumpió por segundos el hilo de su interlocución.

“Queridas compañeras y compañeros, en este, mi último periodo, pero tan solo uno más de la revolución, mucha más contundencia, mucha más eficacia; escuchando a todos, con la mayor participación, pero sabiendo tomar decisiones”, solicitó a los asambleístas de AP.

Las pocas veces que hemos tenido ganas de desistir no ha sido por los aciertos del enemigo, sino la inconsecuencia de los amigos, por nuestros errores. No ha faltado quién nos avergüence en casos de corrupción.

Correa les pidió no gastarse en discusiones, que se alejen de “los grandes objetivos nacionales”, como combatir la pobreza; y a no dejarse dividir “por los poderes fácticos”.

Además, extendió una invitación a dialogar a los representantes de la oposición, con quienes cree que sí se pueden consensuar “conceptos mínimos”.

Comentó que lo llenó de “esperanza” la declaración que hizo la segunda fuerza política, en el sentido de que iba a inaugurar la oposición en el país.

Se refería a lo que dijo el excandidato presidencial de CREO, Guillermo Lasso, cuando los resultados del exit poll del pasado 17 de febrero ratificaron la victoria de Correa.

“Siempre será infinitamente más lo que nos una que lo que nos separe”, declaró Correa.

El presidente cerró la segunda mitad de su discurso con pronunciamiento en quichua que duró 5 minutos y varios agradecimientos.

About Author

admin

admin

Related Articles

Radio en vivo

TV en vivo – pulse play

Facebook

Multimedia – Audios

Visitas