Blog

 Breaking News

La comida importada se aleja de las mesas ecuatorianas

La comida importada se aleja de las mesas ecuatorianas
marzo 10
16:05 2015
Compartir

(Diario LA HORA).- Los alimentos y las bebidas no alcohólicas están entre los principales rubros que inciden y aportan a la inflación en el país, con un promedio del 15% en lo que va del año y del 27% al cierre de 2014.

Estos productos se verán impactados por la entrada en vigencia desde mañana de las medidas arancelarias generales definidas el pasado 6 de marzo.

Las denominadas salvaguardias generales llegarán a una serie de productos en forma de una sobretasa adicional a los aranceles que ya paguen los productos importados de una lista de 2.800 partidas. El arancel va desde el 5% hasta el 45%, de acuerdo a la sensibilidad del ítem para la producción nacional y durará un lapso de 15 meses.

En el caso de los alimentos, la mayoría de ellos tienen un arancel del 45%, encontrando dentro de la lista a diversos cortes de carnes; embutidos; productos lácteos como yogur y mantequillas; frutas; legumbres; condimentos; arroz; azúcar de caña; caramelos; galletas y confites, entre otros productos, que tendrán un incremento en el precio al consumidor final.
(Ver cuadro)

Sin embargo, dentro del área de alimentos hay otros productos marcados con menores porcentajes, por ejemplo los hongos del género ‘agaricus’ que se grava con el 15%, del mismo modo que la harina de maíz y los chicharrones. La canela tiene un arancel del 5%, al igual que el tocino sin partes magras y la tapioca.

Menos productos

Fausto Ortiz, ex ministro de Economía, explicó que la intención del Gobierno es que las importaciones se reduzcan para evitar la salida de divisas por la situación actual del país y que son un intento de reaccionar ante la caída de los precios del petróleo.

En este contexto, la aplicación de los nuevos aranceles intenta influenciar en lo que el Gobierno considera menos importante, o más suntuario, o menos esenciales. Frente a lo que los importadores, seguramente dejarán de traer los productos en las mismas cantidades. “Lo poco que se importe vendrá con un precio inflado”, dijo Ortiz, por lo que habría “una pequeña inflación” que con los meses se debería ir ajustando.

Los primeros efectos de la reducción de las importaciones se podrían ver unos meses después. Esto, porque el ministro de Comercio Exterior, Diego Aulestia, explicó que las sobretasas no se aplicarán a los productos que están en camino al puerto. Por ello, serán las nuevas importaciones las que se afecten. (ABT)

En el mercado

° En el caso de los perecibles, como los alimentos, Fausto Ortiz explicó que el importador podría traer cantidades limitadas por el riesgo de perder la demanda por la diferencia de precios.

“El gran perdedor es el consumidor que no tendrá mayores opciones al frente para poder comparar entre un producto y otro”.

Mientras que en cuanto a los precios, Ortiz dijo que estos podrían tener una ligera elevación precisamente por la falta de variedad y para responder a la demanda.

Elsa Peña, propietaria de un puesto de frutas en el mercado de Santa Clara, asegura que muchas veces es más conveniente ofertar el producto importado por los precios. “Hay temporadas en que los precios de lo nacional suben y sale mejor comprar lo que traen de Perú o Chile”, dijo Peña, al asegurar que si bien hay fruta nacional todo el año, no siempre es suficiente y su precio depende de la época del año.

La noticia de que los precios de los productos importados se modificarían tiene con dudas a María Mena, madre de familia.

“Siempre trato de comprar diferentes verduras y frutas para mis hijos, por ejemplo manzanas, las importadas les mando para la colación y con la nacional se hace coladas”, comentó al recordar que cada variedad tiene un uso distinto por sus características.

Mena dijo que según los precios, deberá optar por un solo tipo de fruta a la semana, porque el problema es que los precios suben, pero el sueldo no.

Mi opinión

en 30 segundos

Andrés Vergara, analista económico

‘Impacto al bolsillo’

° “Esto afecta al bolsillo de los ecuatorianos, porque muchos productos no se producen acá y no se hace porque el empresario nacional no vio las condiciones o los costos para producir, no se sentía motivado por un sinnúmero de cosas. Entonces, la gente comienza a importar y se da cuenta de que los precios son más baratos y de mejor calidad, caso contrario, no serían tan populares. El efecto va a ser que la economía personal se verá afectada.

Otro problema es el empleo. En el momento que hay estas salvaguardias, significa que las personas que se dedicaban al comercio o ensambladores o de algún tipo de maquila, van a ver que les va a costar más poder vender sus productos porque va a haber un poco de menos demanda, por lo que no se van a poder recapitalizar y generar más empleo.

Esta nueva medida tiene un efecto inmediato. Si alguien ha importado manzanas, peras, apenas se ponga el 45% el efecto, se verá al día siguiente cuando ya estén en los mercados. No olvidemos la naturaleza del producto, la alimentación es esencial, si uno no come simplemente no vive. Donde debería haber más liberación económica es en los alimentos.”

About Author

admin

admin

Related Articles

Radio en vivo

TV en vivo – pulse play

Facebook

Multimedia – Audios

Visitas