Blog

 Breaking News

Jurista defiende legitimidad de sentencia contra legislador y asesor por injurias contra el presidente Correa

Jurista defiende legitimidad de sentencia contra legislador y asesor por injurias contra el presidente Correa
marzo 19
18:20 2014
Compartir

sr.juristaQuito.- (Andes).- El proceso penal por calumnia judicial al que fue sometido el asambleísta opositor Cléver Jiménez y el político Fernando Villavicencio ha sido absolutamente justo, apegado a derecho y en el que nada tienen que ver las cortes internacionales en un proceso entre ciudadanos, informó el abogado defensor del presidente Rafael Correa (que impulsó la demanda como ciudadano).

“Aquí hay un delito de calumnia judicial que ha sido procesado y sentenciado y no existe recurso legal alguno que evite que el señor Cléver Jiménez y el señor Villavicencio cumplan con la condena”, dijo Caupolicán Ochoa, abogado de Correa.

“Lo que existe es un proceso penal que está concluido. Este es un juicio sometido a trámite de manera rigurosa, la sentencia es legítima, y esa sentencia debe ser cumplida”, agregó Ochoa.

El asambleísta fue llamado juicio en agosto de 2012, luego de que sus acusaciones contra el mandatario ecuatoriano por el 30-S fueron calificadas de maliciosas y temerarias por el conjuez, Richard Villagómez.

“Se han satisfecho todos los pedidos de los procesados. Ahora lo que viene es el cumplimiento de la sentencia”, agregó.

Jiménez acusó a Correa de haber propiciado delitos de lesa humanidad en la revuelta policial e intento de golpe de Estado del 2010, sin embargo a lo largo del proceso, esa afirmación no pudo ser probada, por lo que la acusación del asambleísta y sus otros dos colaboradores fue calificada de maliciosa y temeraria.

“Jiménez dijo algo que era monstruoso, que el presidente Rafael Correa era un asesino. La propia Cruz Roja internacional vino al Ecuador para comprobar que se trataba de una mentira, llegó a la conclusión de que estas afirmaciones eran falsas”, dijo Ochoa.

En septiembre de 2011, durante una sesión de la Asamblea Legislativa, Jiménez lamentó que no hubiese un gendarme dispuesto a acatar el reto de asesinar al mandatario. “Prepotentemente dijo: ‘mátenme, aquí está el presidente’. A mí me da mucha pena que no hubo quién cumpla la orden”, manifestó Jiménez.

El 20 de enero de 2010, Óscar Fernández Taranco sostuvo en un comunicado que “los varios hechos (del 30 de septiembre) que amenazaron la vida de Correa, obstaculizaron la labor legislativa, causaron el cierre de aeropuertos, así como otros acontecimientos, constituyeron un intento de desestabilización política y una amenaza al orden constitucional y democrático”.

Remisión de la pena

“Estos hechos generaron alarma en la región e internacionalmente por la posibilidad de que pudiesen culminar en un golpe de estado”, apunta la declaración.

Correa había solicitado a la ONU y a la Unasur que nombraran comisiones para que investiguen los hechos con independencia. En noviembre de 2011, la Unasur indicó que los presidentes de los países miembros ya declararon que consideraban que ese día hubo un intento de golpe de Estado por lo que la entidad se abstuvo de abrir la investigación solicitada por Ecuador.

En casos anteriores, Rafael Correa, ha utilizado la figura de remisión del ofendido para perdonar a sus demandados pero Ochoa no adelantó detalles respecto a esa posibilidad.

De acuerdo al artículo 101 del Código Penal, en seis meses la sentencia podría prescribir y, según el abogado de Correa, este sería el camino que ya tomó Villavicencio -que está en Miami- y el mismo que puede tomar Jiménez.

Ochoa adelantó que esta sentencia deja sin asidero la figura de inmunidad parlamentaria porque ya tiene una sentencia que no le permite ejercer representación política puesto que no está en pleno goce de sus derechos.

About Author

admin

admin

Related Articles

Radio en vivo

TV en vivo – pulse play

Facebook

Multimedia – Audios

Visitas