Blog

 Breaking News

Indonesia ultima una ejecución múltiple de traficantes de drogas

Indonesia ultima una ejecución múltiple de traficantes de drogas
marzo 03
20:46 2015
Compartir

(Por. Diario EL MUNDO).- Myuran Sukumaran consiguió diplomarse el pasado viernes en Bellas Artes. Según su profesor, el premiado pintor Ben Quilty, el singular personaje es a su vez el maestro del taller de pintura que ha establecido desde hace meses en la polémica prisión de Kerobokan en Bali, conocida por su apodo, Hotel K.

Sin embargo, el australiano de 33 años no podrá asistir a la próxima subasta de sus obras prevista para el día 7. De hecho, ni siquiera sabe si seguirá vivo para esa fecha ya que las autoridades de Indonesia planean su inminente ejecución junto a otros 9 reos condenados a muerte por tráfico de drogas.

Una controvertida decisión que supondrá movilizar a 120 policías, 12 para fusilar a cada prisionero, y que ha generado una creciente tensión diplomática entre Jakarta y las naciones de las que son originarios estos convictos, que incluyen Australia, Francia, Brasil, Nigeria, Filipinas y Ghana.

Brasil y Holanda ya retiraron sus embajadores de Indonesia tras el ajusticiamiento de 6 convictos -incluidos 1 brasileño y un holandés- el pasado 18 de enero.

Desde el inicio de su mandato, el nuevo presidente de Indonesia, Jokowi ‘Joko’ Widodo, dejó claro que pretendían aplicar de forma inflexible la legislación local en torno al narcotráfico, una de las más extremas del orbe. “No habrá clemencia para los convictos que han cometido delitos vinculados a los narcóticos. Cada día mueren entre 40 y 50 indonesios, la mayoría jóvenes, por el consumo de drogas”, declaró en un discurso que pronunció en la universidad de Yogyakarta.

Con 4,2 millones de drogadictos -según los gurismos oficiales- Indonesia se enfrenta a lo que Joko denominó una “crisis nacional” y las encuestas reflejan un apoyo mayoritario de la población a la aplicación de la pena capital en estos delitos. Pero la intransigencia de ‘Joko’ en este sentido ha sorprendido a la comunidad internacional, que siempre alabó su perfil de político defensor de los derechos humanos.

El mandatario indicó que no pensaba condonar las sentencias capitales dictadas contra 64 prisioneros, lo que podría constituir todo un récord de ajusticiamientos a nivel regional en los últimos años. Una veintena deberían ser ejecutados en el 2015. “El nuevo gobierno asumió el poder prometiendo mejorar los derechos humanos. Estas ejecuciones serían un movimiento regresivo”, opinó Amnistía Internacional en vísperas del primer fusilamiento.

Para el diario ‘The Jakarta Globe’, la actitud de ‘Joko’ podría explicarse ante su pretensión de “intentar hacerse el duro en medio de una crisis de liderazgo” que ha hundido su índice de popularidad desde el 75 al 46 por ciento en pocos meses.

Una decisión que el matutino advertía constituye un “berenjenal” diplomático que amenaza “las relaciones exteriores” con países como Francia, Inglaterra o China. “Continuar hacia delante con un castigo cruel e inusual, para los estándares internacionales, no es una manera de promover nuestros intereses en el mundo”, añadía el periódico.

Este sábado quien fuera su número dos cuando Widodo ejercía como alcalde de Yakarta y quien le sucedió en ese puesto, Basuki Purnama -conocido como Ahok- se sumó al número de voces influyentes que se han distanciado de la postura adoptada por el presidente. “Si la gente quiere cambiar, dales una oportunidad. No estoy de acuerdo con la pena de muerte”, dijo.

Choque diplomático

La controversia se ha agravado especialmente ante el grave encontronazo diplomático al que parecen abocado el estado asiático y Australia, ya que Camberra mantiene una incesante presión para evitar el ajusticiamiento del citado Sukumaran y de su compañero, Andrew Chan.

Líderes de la red de narcotraficantes conocida como los ‘Nueve de Bali’, ambos han pasado un década en prisión tras ser arrestados en el 2005 y sentenciados a muerte un año más tarde. Sus familiares y el propio ejecutivo que lidera Tony proclaman que se han reformado en prisión y que si uno ejerce ahora como pintor el otro se dedica a evangelizar en su nueva condición de predicador de una iglesia australiana.

Jokowi tiene que lidiar con la oleada de nacionalismo que han generado las declaraciones del primer ministro australiano, quien propició toda una auténtica revuelta en las redes sociales de Indonesia la semana pasada después de recordar como ayudó su país tras el Tsunami del 2004 y exigir “reciprocidad” en este caso.

Tony Abbot señaló que “millones de australianos se sentían muy disgustados por lo que le puede pasar” al dúo de esa nacionalidad y añadió que si finalmente Indonesia implementaba la condena, Camberra “encontrará maneras de demostrar su descontento”.

La indignación local llevó a la recolecta pública de monedas en diversas ciudades indonesias para “devolver” los casi 700.000 euros procedentes de Australia, al tiempo que ambas poblaciones se enzarzaban en una dinámica de acusaciones e insultos mutuos donde grupos de australianos pidieron boicotear las vacaciones en la isla de Bali, uno de los principales destinos turísticos de los viajeros de la nación oceánica.

La propia ministra de Exteriores de Australia, Julie Bishop, se sumó de forma tácita a la campaña para evitar Bali si se confirma la ejecución. Cerca de un millón de australianos visitaron Indonesia en el 2013 y 2014.

About Author

admin

admin

Related Articles

Radio en vivo

TV en vivo – pulse play

Facebook

Multimedia – Audios

Visitas