Blog

 Breaking News

Falta de libido y sexo doloroso, algunas preguntas sobre la menopausia

Falta de libido y sexo doloroso, algunas preguntas sobre la menopausia
agosto 23
08:50 2014
Compartir

sr.menopausiaNota del editor: La médico Deepali Patni es una ginecóloga/obstetra certificada de la Clínica Kelsey-Seybold en Houston, Estados Unidos.

(Por Médico Deepali Patni, especial para CNN).- Menopausia: el fin permanente de la fertilidad (¡y las menstruaciones!) que comúnmente le ocurre a las mujeres en sus cuarenta y tantos y cincuenta y tantos años. Para muchas mujeres, solo decir la palabra “menopausia” puede aumentar sus niveles de ansiedad.

El cambio nunca es fácil, especialmente a medida que envejecemos. Y aunque los síntomas de menopausia; sudoración nocturna, cambios de humor, problemas para dormir, aumento de peso, hacen que parezca una época desalentadora en la vida de una mujer, hay muchas cosas que tu ginecólogo puede hacer para ayudarte a pasar esta transición.

Uno de los problemas que encuentro en mi propia práctica es que hay mucha información errónea sobre la menopausia, lo que dificulta separar los mitos de los hechos. Hablar con tu ginecólogo sobre este cambio muy importante puede ayudar a aliviar algo de la confusión; y quizá incluso mejorar tus síntomas.

Las preguntas frecuentes que surgen en mi práctica incluyen:

Mi deseo sexual no es lo que solía ser. ¿Por qué?

Hay muchos cambios hormonales que una mujer experimenta en su transición a la menopausia.

Los niveles de estrógeno y testosterona pueden disminuir, lo que causa un menor interés en el sexo o sequedad vaginal, que puede hacer que el sexo sea incómodo.

Si la pérdida de libido es un problema para ti; o para tu pareja, habla con tu ginecólogo. Él o ella puede trabajar contigo para determinar el plan de tratamiento más apropiado. A veces la solución puede ser sencilla, como aumentar el tiempo que te toma excitarte antes de tener relaciones o incorporar el uso de un lubricante o hidratante. Otras veces, un ginecólogo te recomendará terapia de reemplazo de hormonas.

Aunque no hay productos de reemplazo de testosterona aprobados por la FDA (siglas en inglés de Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos) para mujeres, en la paciente apropiada, la testosterona combinada con reemplazo de estrógeno pueden tener un impacto benéfico. Ten en cuenta que la terapia de testosterona puede tener efectos secundarios significativos y los riesgos a largo plazo no se han estudiado completamente.

La menopausia hizo que el sexo fuera doloroso. ¿Qué puedo hacer?

Si eres una de las mujeres con menopausia que sufren silenciosamente dolor durante las relaciones sexuales, no estás sola. Muchas no se percatan de que la atrofia vulvovaginal es una condición común que ocurre como resultado del adelgazamiento y debilitación de los tejidos vaginales debido a una disminución del estrógeno después de la menopausia.

Haz una cita para ver a tu ginecólogo y hablar sobre las opciones de tratamiento disponibles, que van desde hidratantes vaginales y lubricantes a base de agua hasta un tratamiento tópico o de estrógenos orales.

¿Todavía tengo que preocuparme por las enfermedades de transmisión sexual?

Las enfermedades de transmisión sexual son; y siempre serán, una preocupación para las mujeres, incluso para las mujeres en la menopausia. Si no estás en una relación mutuamente monógama, siempre utiliza un condón para ayudar a protegerte de enfermedades que pueden transmitirse a través del contacto sexual.

Las enfermedades de transmisión sexual no discriminan según la edad, y he visto a mujeres en la menopausia que contraen clamidia, gonorrea, herpes genital, sífilis y VIH.

¿Qué hay del embarazo?

El embarazo en la menopausia no ocurre, pero hay algunas mujeres que creen que llegan a la menopausia y se embarazan, solo para descubrir después que todavía estaban en la premenopausia. La regla general es que si no has tenido tu periodo en 12 meses, entonces estás en la menopausia y es improbable que te embaraces. Esto puede confirmarse con una prueba de sangre sencilla.

Siento mucha presión allí abajo. ¿Eso es malo?

Algunas alarmas deben encenderse si sientes presión constante en el área pélvica. No significa necesariamente que algo amenazante ocurre, pero ahora sería momento para hacer una cita con un ginecólogo para que lo revise.

Si llegaste a la menopausia, hay muchas cosas que podrían causar presión en la región pélvica, que van desde estreñimiento y tumores fibroides hasta trastornos del suelo pélvico y cáncer. No dejes que este síntoma pase sin ser revisado.

Las mujeres que tienen preguntas sobre la menopausia deben buscar una fuente confiable de información. Tu ginecólogo está listo para ayudar a guiarte por esta siguiente etapa de tu vida.

About Author

admin

admin

Related Articles

Radio en vivo

TV en vivo – pulse play

Facebook

Multimedia – Audios

Visitas