Blog

 Breaking News

El legado que deja George Michael tras su muerte

El legado que deja George Michael tras su muerte
diciembre 26
10:10 2016
Compartir

(EFE).- George Michael, autor de bailables e inconfundibles melodías como “Wake me up before you go-go”, “Last Christmas”, “Careless whisper” o “Faith”, murió a los 53 años dejando atrás una trayectoria que abarcó grandes éxitos, premios, canciones polémicas, problemas de salud y conflictos con la justicia.

Es difícil encontrar un artista que reúna todos y cada uno de los estereotipos aplicables al cantante contemporáneo: problemático con la justicia, respetado por el público, seducido por las drogas, filántropo, alabado por la crítica… y poseedor de varios premios internacionales, de discos vendidos que se cuenten por millones y de temas inmortales.

Es difícil, pero no imposible en el caso de Georgios Kyriacos Panayiotou (1963, Reino Unido), mundialmente conocido por el nombre de George Michael, autor de bailables e inconfundibles melodías como “Wake me up before you go-go”, “Last Christmas”, “Careless whisper” o “Faith”, entre muchas otras, quien murió este 25 de diciembre de 2016.

Michael empezó muy joven su carrera musical, con la fundación en 1981 del grupo Wham!, junto a su amigo de la infancia Andrew Ridgeley, que le ayudó a componer la gran mayoría de temas que caracterizarían al conjunto musical hasta su ruptura amistosa en 1986.

Con diecisiete años, volviendo de su trabajo en un cine, George Michael escribió y compuso durante un viaje en autobús “Careless whisper”, el que sería su primer gran éxito en las listas de ventas del Reino Unido, algo que revalidaría posteriormente con “Fantastic”, el debut discográfico de Wham! en 1983, y con canciones como “Wake me up before you go-go” y la archiversionada “Last Christmas”.

A la hora de afrontar el resto de su carrera en solitario, George Michael comprobó cómo el éxito siguió sonriéndole: su primer disco “Faith!” se convirtió en álbum de diamante, y su tema homónimo, traducido en castellano como “Fe”, le otorgó fama internacional, renovada con sus posteriores “Older”, “Freedom” y “Flawless”.

En toda su trayectoria, George Michael consiguió alcanzar en Inglaterra el número uno con ocho álbumes y trece “singles”, cuatro de ellos con Wham!; y ha conseguido numerosos galardones dentro y fuera de su país, entre los que destacan dos premios Grammy, tres BRIT Awards y cuatro estatuillas Ivor Novello, entre otros.

La filantropía del artista también fue una de las constantes a lo largo de su vida, a través de su participación en conciertos benéficos, como el tributo a Freddie Mercury en 1992, que recaudaba fondos para la cura del sida, o la colaboración en 2000 con el tenor Luciano Pavarotti, para ayudar a niños en situaciones desfavorables de Camboya y el Tíbet.

El cantante también cedió los derechos de “Last Christmas” para obras de caridad, ha participado junto a Elton John en la Live Aid de 1985, una gala contra la pobreza en África; y ha donado a lo largo de su carrera más de cinco millones de libras (7,8 millones de dólares), según un documental de la BBC.

Sin embargo, el eco que George Michael generó en estos últimos años no se ciñe solo a sus logros musicales o a sus desprendidos gestos de generosidad, y en 1998 fue detenido en Beverly Hills por un agente encubierto de la “pretty police”, jóvenes reclutas escogidos por su aspecto físico e infiltrados para detener actos lascivos en cuartos de baño concurridos, según el Daily Mail.

George Michael se sirvió de dicha detención para confesar su hasta entonces oculta homosexualidad y, tras pagar una multa de 810 dólares y realizar ochenta horas de servicio comunitario, grabó su canción “Outside”, en la que se mofaba abiertamente del incidente y por la que recibió una segunda demanda por parte del policía que lo arrestó, denuncia que finalmente fue desestimada.

“Outside” no fue el primer caso de una canción polémica: el primer “single” de su álbum “Faith”, titulado “I want your sex”, fue prohibido en varias emisoras de radio debido a sus letras explícitamente eróticas, y su posterior “Father figure” ha hecho correr ríos de tinta por sus interpretables significados sobre la posesión amorosa o la relación con menores de edad.

En 2006 George Michael fue arrestado por posesión de drogas en Londres y condenado a cien horas de servicio comunitario, sentencia que se aumentó a cuatro semanas en prisión en 2010, cuando volvió a ser detenido por conducir bajo los efectos del cannabis y estrellar su vehículo contra el escaparate de un negocio local.

Durante su estancia en prisión, George Michael recibió una carta de dos páginas escrita a mano por su ídolo Paul McCartney, que le transmitía su apoyo y empatía, dado que el exBeatle también fue arrestado en Japón veinte años atrás por posesión de cannabis.

En 2011, ya fuera de la cárcel, el cantante se vio obligado a cancelar una gira europea debido a una neumonía grave, que vino precedida por una infección vírica y fiebre alta, y causó estragos en el vigor del artista, que tardó varios meses en recuperarse: como posteriormente declaró en una entrevista publicada en el diario vienés Kurier, le había dejado “muy cerca de la muerte”.

El músico trató de compaginar su delicado estado de salud con sus compromisos musicales y, pese a cancelar una gira australiana en 2012 por “ansiedad”, ha regresado a los escenarios en una gala parisina que recaudaba fondos contra el sida y durante la clausura de los juegos olímpicos de Londres 2012, en la que interpretó sus temas “Freedom” y “White Light” con la energía que le ha caracterizado a lo largo de cincuenta años de vida.

En mayo de 2003 George Michael sufrió un accidente de tráfico, que le postró durante doce días en un hospital londinense por “heridas y cortes leves”, según su publicista, tras un siniestro en la autopista M1 de Hertfordshire, en el que no hubo implicadas terceras partes y en el que el cantante viajaba como copiloto.

About Author

admin

admin

Related Articles

Radio en vivo

TV en vivo – pulse play

Facebook

Multimedia – Audios

Visitas