Blog

 Breaking News

EEUU denuncia auge de lavado de dinero y producción de droga en Latinoamérica

EEUU denuncia auge de lavado de dinero y producción de droga en Latinoamérica
marzo 02
21:03 2017
Compartir

Washington.- (EFE).- Estados Unidos alertó hoy sobre el auge del lavado de dinero en seis naciones latinoamericanas y volvió a señalar a Bolivia y Venezuela como países que no hacen lo suficiente para combatir el narcotráfico, además de destacar el aumento de la producción de cocaína en Colombia y de opiáceos en México.

El informe anual del Departamento de Estado sobre el narcotráfico y el lavado de dinero en el mundo, enviado hoy al Congreso estadounidense y relativo a 2016, tiene como principal novedad la inclusión de seis países latinoamericanos más en la lista de principales lugares de blanqueo de capital en el mundo.

Se trata de Cuba, Ecuador, Perú, El Salvador, Honduras y Nicaragua, que comparten listado con otros latinoamericanos como Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Haití, México, Panamá, Paraguay, Uruguay, República Dominicana y Venezuela.

España repite también en esa lista de unos 70 países, de la que este año han sido eliminados Francia, Alemania, Grecia, Austria, Australia, Israel, Japón y Filipinas, entre otros, además del propio Estados Unidos, que aparecía en ella en la anterior edición.

El Departamento de Estado advierte sobre “el significativo mercado negro en efectivo” en Cuba e insta a las autoridades de la isla a “aumentar la transparencia” de su sistema financiero; y sobre Ecuador, lo considera “altamente vulnerable” al blanqueo, debido a “su economía dolarizada” y su ubicación entre Colombia y Perú.

En cuanto a Perú, el lavado de dinero se nutre de “medios no tradicionales” como el “comercio de madera, oro y productos falsificados”, mientras que en el caso de los países centroamericanos el blanqueo proviene del narcotráfico y del retorno a Sudamérica del efectivo resultante de la venta de drogas.

El informe no recoge cambios en la lista de los mayores productores y países de tránsito de drogas del mundo, que incluye a veintidós naciones, entre ellas diecisiete de Latinoamérica y el Caribe.

Se trata de Venezuela, Bolivia, Colombia, México, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Perú, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, Panamá, Belice, Jamaica y Bahamas.

Las palabras más duras son para Bolivia y Venezuela, que desde hace al menos nueve años aparecen cada ejercicio, junto a Birmania, como países que han “fracasado de forma demostrable” a la hora de cumplir sus obligaciones internacionales de lucha contra el narcotráfico.

Esa determinación la hace en septiembre de cada año el presidente de EE.UU. y tiene como consecuencia la interrupción de la ayuda económica del Gobierno estadounidense, con la excepción de la asistencia humanitaria y la destinada a combatir el narcotráfico.

En el caso de Venezuela y Birmania, el expresidente Barack Obama evitó esa interrupción de fondos al determinar que está “en el interés nacional” de Estados Unidos seguir concediendo ayuda a ambos países, incluida la dirigida a promover la “democracia y los derechos humanos”.

En cambio, Obama no tomó esa decisión para Bolivia, con lo que la asistencia que EE.UU. concede al país andino queda restringida a la humanitaria y la relacionada con las drogas, que es mínima.

Bolivia, tercer productor mundial de cocaína del mundo, permite cultivar 20.000 hectáreas de coca, lo que supera “en un 36 %” la cantidad que, según la Unión Europea (UE), “se necesita para propósitos tradicionales”, y el Gobierno de La Paz cuenta “con controles inadecuados” sobre ese cultivo interno, de acuerdo con el informe.

En cuanto a Venezuela, la “corrupción política” evita que se procese eficazmente a los narcotraficantes y facilita sus operaciones en el país, según EE.UU., que denuncia también que no hay cooperación bilateral con Washington para combatir esa lacra.

About Author

admin

admin

Related Articles

Radio en vivo

TV en vivo – pulse play

Facebook

Multimedia – Audios

Visitas