Blog

 Breaking News

Droga aumenta en el país en medio de una justicia cuestionada

Droga aumenta en el país en medio de una justicia cuestionada
diciembre 16
10:46 2012
Compartir

Informe: Planes de Gobierno.- (Diario EL UNIVERSO).- Era mediodía. Los clientes almorzaban cuando delincuentes robaron en un restaurante de Sauces 8, en el norte de Guayaquil. Ocurrió hace seis meses diagonal a la Unidad de Policía Comunitaria (UPC). Jimmy, el propietario del local, prefirió no denunciar. “Los policías ni supieron que me robaban”, dice.

El que no todos los hechos delictivos se denuncien, la lentitud de los procesos y el alto porcentaje de impunidad son algunos de los problemas que aquejan al sistema de seguridad y justicia del país, según analistas y expertos en seguridad ciudadana.

Otro ejemplo. A Édgar Sotomayor Pallasco lo asesinaron el 25 de junio del 2006 en el Guasmo sur, de Guayaquil. Desde entonces el caso está impune.

Con base en los testigos, la Fiscalía determinó a uno de los supuestos responsables del crimen. El acusado fue detenido y salió en libertad en enero del 2008 por la caducidad de la prisión preventiva (un año sin sentencia). El proceso fue retomado en septiembre del 2011, pero el juzgamiento depende de que el acusado sea detenido.

De los 1.401 procesos de indagación iniciados entre enero y agosto de este año, por los delitos de asesinato y homicidio, apenas 291 causas pasaron a la etapa de instrucción fiscal. Mientras que 199 (14,20% de los casos denunciados) terminaron en sentencias condenatorias.

Este cálculo se estableció de datos publicados en la página web de la Fiscalía. Aunque la falta de información disponible y completa (lo que implicaría abarcar a todos los tipos de delitos) impide una evaluación más exhaustiva, dice Farith Simon, vicedecano del Colegio de Jurisprudencia de la Universidad San Francisco de Quito.

“No sabemos el número de indagaciones, de instrucciones fiscales y de sentencias condenatorias, por lo que no podemos verificar el rendimiento del sistema”, dice Simon.

La Fiscalía recopila esta información según los delitos, pero no publica los datos completos en su página web al igual que la Policía, ente que cuantifica los casos denunciados en sus dependencias. Mientras que en Quito y Guayaquil funcionan Observatorios de Seguridad Ciudadana que manejan información por sectores. Pero en el caso de Guayaquil, su página web no está ni habilitada.

La desconfianza de la ciudadanía en el sistema judicial influye para que algunos hechos delictivos prosperen. Un ejemplo. María es una de las personas que desconfía del sistema judicial. Cuenta que en una vivienda del Guasmo sur de Guayaquil se expende drogas.

Ella afirma que la policía ha ejecutado allanamientos en el lugar, pero que en pocos días vuelve a operar la banda, que es liderada por una mujer que antes se dedicaba a la fabricación de camaretas. Cuenta que la mujer ha sido detenida, pero al poco tiempo sale de la cárcel.

El tráfico internacional de drogas que tiene definidas rutas en el país para el procesamiento y paso de la droga es otro de los problemas, según los hechos reportados por la misma Policía.

Solo durante lo que va de este año se han incautado 42 toneladas de droga. Mientras que desde finales del 2009 se han detectado laboratorios de procesamiento del alcaloide, submarinos y avionetas vinculadas al tráfico internacional.

Para Ricardo Camacho, exasesor del Ministerio de Justicia, el problema del narcotráfico y de la impunidad requiere de una Policía con mayor preparación. “Nos dimos cuenta de que no podemos tener la mejor Policía de la región solo entregándoles armas nuevas o dándoles el segundo mejor sueldo de Latinoamérica”, dice Camacho.

Este experto asegura que la Policía debe ser más científica y pasar de las pruebas de parafina, que datan de la década del setenta, a las de microscópico de barrido electrónico, un mecanismo que detecta, con un 99% de eficacia, la presencia de pólvora en los sospechosos.

El registro balístico computarizado del armamento en manos de la Policía es otro de los procesos pendientes. “Hay los equipos, pero están subutilizados”, dice Camacho, quien agrega que desde el 2010 solo se han registrado en el sistema 10 mil de las 28 mil armas Glock austriacas nuevas que el Gobierno ha entregado a los uniformados.

Otra tarea pendiente, según Camacho, es lo que recomendó Philip Alston, relator especial sobre ejecuciones extrajudiciales de las Naciones Unidas, en su informe de julio del 2010. Allí se indicó que “la era de una Policía que se investiga a sí misma debe llegar a su fin”.

13.906
Robos a domicilios se han denunciado en las dependencias de la Fiscalía del país entre enero y septiembre de este año. El ente no facilitó las cifras de años anteriores.

1.594
Crímenes registró la Fiscalía entre enero y octubre de este año, lo que representa un 19% menos con respecto al 2011. Solo en este delito, la Fiscalía detalló las cifras del año pasado.

About Author

Related Articles

Radio en vivo

TV en vivo – pulse play

Facebook

Multimedia – Audios

Visitas