Blog

 Breaking News

Dr. Miguel Arias “La Justicia ecuatoriana depende del poder político y pierde su Independencia” (audio)

Dr. Miguel Arias “La Justicia ecuatoriana depende del poder político y pierde su Independencia” (audio)
enero 08
10:03 2015
Compartir

Loja.- El Dr. Miguel Antonio Arias, presentó la renuncia irrevocable al cargo de Juez Primero de Garantías Penales de Cuenca, función que la ha desempeñado por más de 16 años, “porque hay intromisión gubernativa en el ejercicio soberano de la jurisdicción, con grave deterioro de la independencia judicial” manifestó al noticiero Prensa Radial de SRRADIO de esta ciudad.

Dijo que a los jueces se nos entregó el rol de garantes de los derechos fundamentales y se nos impuso brindar su tutela efectiva a los justiciables, tarea para la cual se requiere imparcialidad, como fruto de la independencia profesional, funcional, moral e institucional de cada juzgador, sin embargo “en todo este tiempo el poder político ha venido destruyendo el sistema constitucional de derechos y de justicia a su conveniencia”

Miguel Arias asevera que “Hemos visto estos atropellos como la carta que envía el Secretario Particular de la Presidencia de la República, Alexis Mera al Presidente de la Corte Provincial de Justicia de Manabí dándole instrucciones a fin de que ordene a los jueces de su provincia de que no admitan acciones constitucionales a los profesores, que por situaciones de jubilación tenían necesidad una respuesta constitucional y por supuesto el Presidente advierte del pedido”.

“He tenido presiones internas para que cambie sentencias y no he me he prestado para estas situaciones” afirma el Ex Magistrado de la Corte Provincial del Azuay, recordando que el Consejo de la judicatura se ha convertido en el órgano jurisdiccional de atropello de los derechos, porque “los principios de especialidad han sido quebrantados por resoluciones administrativas del Consejo de la Judicatura”.

Por estas razones he decidido separarme de la Función judicial y “quiero que el pueblo entienda que no existe confianza en la administración de justicia, porque se ha convertido en un apéndice del poder político”. Puntualiza el Dr. Miguel Antonio Arias.

Texto de la Carta Dirigida al Dr. Gustavo Jalkh

Dr. Gustavo Jalkh
Director del Consejo de la Judicatura

De mis consideraciones:

Las nuevas corrientes del pensamiento humanista que enriquecieron el ámbito jurídico y que se plasmaron en la tarea política y normativa de la Asamblea Constituyente del Ecuador, hacían creer que en nuestro país asumiríamos la ciudadanía de modo solidario, consciente e igualitario, donde se nos garantizaba plena libertad y goce de los derechos constitucionales. A los jueces se nos entregó entonces el rol de garantes de tales derechos y se nos impuso brindar su tutela efectiva a los justiciables, tarea para la cual se requiere imparcialidad, como fruto de la independencia profesional, funcional, moral e institucional de cada juzgador.

Las experiencias recientes han demostrado que esos altos ideales no han podido conseguirse ni se conseguirán cuando el poder público, sea o no justiciable en un proceso, interfiere en las tareas jurisdiccionales a pretexto de vigilancia de su transparencia y eficacia. Los ejemplos abundan y no es necesario referirse a ello, baste recordar que el foro y la academia cuencana, incluida la propia Corte Provincial de Justicia del Azuay, hicieron hace poco, fundada protesta de intromisión gubernativa en el ejercicio soberano de la jurisdicción, con grave deterioro de la independencia judicial.

Pese al notable esfuerzo del órgano administrativo para mejor proveer locales e insumos materiales para facilitar la tarea judicial y tratar de organizarla de manera más adecuada a las necesidades de los usuarios de este servicio público, el resultado evidente es que el justiciable ha llegado a depositar su esperanza de que la verdadera justicia se la brindarán los organismos internacionales, precisamente como resultado de la falta de independencia judicial en nuestro país.

La academia, que no se halla circunscrita únicamente a la universidad sino que abarca todo el mundo jurídico, se ha resentido sensiblemente cuando se aprecia que los esfuerzos de sus operadores debe ceder ante una arbitraria y descontrolada concentración de poder que prescinde del concurso jurisdiccional independiente, que agrede el espíritu republicano y que sacrifica la democracia y, con ella, los derechos ciudadanos. Basta recordar la carta dirigida por el secretario de la administración pública Alexis Mera, al Presidente de la Corte Provincial de Justicia de Manabí para demostrar esta afirmación.

En esta virtud, no quiero ser partícipe de un sistema de justicia que atropella derechos fundamentales de los ciudadanos, por lo que le presento, mi renuncia irrevocable al cargo de Juez Primero de Garantías Penales de Cuenca. La función que ejercí por dieciséis años ha sido reconocida con altas calificaciones y aun con felicitaciones por mi rendimiento y la calidad del producto ofrecido, virtudes que es improbable que mantenga cuando mi gestión ha tratado de ser condicionada por intereses extralegales sin que haya sido respaldada sino, todo lo contrario, perseguida con fines presuntamente disciplinarios.

Considero que en mi labor jurisdiccional, no existe independencia para resolver con libertad y dignidad, en nombre del pueblo soberano del Ecuador, porque el poder político de turno, ha impuesto su propia agenda en la administración de justicia, función que la dirige y controla a través del Consejo de la Judicatura.

Se servirá disponer que se realice la liquidación de mis haberes en lo que fuere procedente.

Atentamente,

Miguel Antonio Arias

About Author

admin

admin

Related Articles

Radio en vivo

TV en vivo – pulse play

Facebook

Multimedia – Audios

Visitas