Blog

 Breaking News

Correa y Bailón se acercan al fuego

Correa y Bailón se acercan al fuego
diciembre 31
10:11 2012
Compartir

Loja.- (Diario LA HORA).- ‘Yo no olvido al año viejo porque me ha dejado cosas muy buenas”, esa es la canción que se escucha en las esquinas de la ciudad, ahí, donde se reúnen los amigos, vecinos y familiares a elaborar los tradicionales monigotes que representan al año que termina.

Los fabrican con aserrín o ropa vieja. Otros prefieren adquirirlos en los locales de venta de monigotes. Como quiera que sea, el acto de quemar al año viejo, a las 24:00, del 31 de diciembre inquieta y alegra a las personas que tienen distintas percepciones sobre esta tradición.

Distintos significados

Para Hortensia Quizhpe, madre de familia, quemar al año viejo es forma de quemar las cosas malas que suscitaron en el trascurso del año. “Aunque este año Dios me ha bendecido, la tradición en mi familia es incinerarlos para desechar lo malo y quedarse con lo bueno”, dice.

Esther Paladines considera que esta tradición tiene como propósito valorar lo positivo de este año y dar bienvenida a lo bueno y exitoso que será el 2013. “Incluso al monigote se le da palazos para dejar lo malo atrás, y se lo salta tres veces para que el año venidero sea positivo”, dice tras señalar que el 31 procura deshacerse de las cosas viejas y mantener todo limpio en casa.

Motivos

En el local de Hugo Marcelo Banda, ubicado tras el Estadio Reina del Cisne, los monigotes que más se han vendido son los que representan a Rafael Correa, presidente de la República; Jorge Bailón, alcalde de Loja; y Byron Moreno, exárbitro de fútbol.

“Muchos han querido comprar el monigote de Pedro Delgado pero no avanzamos a hacerlo para este año”, dice el comerciante al tiempo de indicar que los años viejos de El Chavo y La Mofle nunca pasan de moda. Elabora unos 300 monigotes, 200 se quedan en Loja y los restantes se distribuyen en la provincia.

Tradiciones que se están perdiendo

“Ya no elaboran monigotes con aserrín, tampoco fabrican casetas hechas con carrizos y ramas de sauces o eucaliptos”, dice Hortensia Quizhpe quien considera que esa costumbre se ha perdido, así como las leyendas con testamentos dedicados a los vecinos.

Incluso en algunos barrios ya no hacen bailes populares. En cambio, en otros sectores reciben al año nuevo con música y baile. En fin, todo es valedero cuando de darle la bienvenida al 2013 se trata.

About Author

Related Articles

Radio en vivo

TV en vivo – pulse play

Facebook

Multimedia – Audios

Visitas