Nacionales

Asamblea aprobó el Acuerdo marco para espaciales entre las Repúblicas del Ecuador y Argentina

Compartir

Tomado de: El Ciudadano

Quito.- El Pleno de la Asamblea Nacional aprobó por unanimidad de los asambleístas presentes (89), el Acuerdo Marco de Cooperación en el Campo de las Actividades Espaciales entre las Repúblicas de Ecuador y Argentina, mismo que contribuye al desarrollo de las ciencias espaciales, la tecnología y teleobservación de la tierra, a la contribución de infraestructura para telemetría y control de satélites, al desarrollo de misiones satelitales y a la formación y capacitación de personal científico y técnico en esas áreas, con fines pacíficos.

Este acuerdo de cooperación contempla la cooperación en el ámbito del desarrollo tecnológico, entendido como el desarrollo y aplicación de la ciencia espacial, la teleobservación de la tierra, la utilización de sensores remotos a efectos de prevenir los riesgos ambientales que puedan afectar a su población, territorio y recursos. Para ello se prevé cooperar en la construcción y utilización de estaciones de recepción, seguimiento, telemetría y control de satélites de teleobservación.

Estas áreas de cooperación, como se justifica en el documento, tienen relación directa con el desarrollo de la tecnología para la utilización del espacio exterior, consistirán, además, de redes de intercambio de información obtenida desde el espacio exterior, a través de misiones satelitales conjuntas. Se implementarán servicios de lanzamiento de satélites y se proveerá de formación, capacitación e intercambio de personal científico en el área de tecnología espacial, a través de la participación en proyectos regionales desarrollados en el ámbito del Instituto de Altos Estudios Espaciales Mario Gulich, ubicado en el Centro Espacial Teófilo Tabanera de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales de Argentina (CONAE).

El asambleísta Vladimir Vargas, ponente del documento, argumentó que el país no aprovecha los beneficios de la explotación y utilización del espacio extraterrestre en gran medida por los altos costos que significan para el Estado ecuatoriano la implementación de equipos de tecnología espacial y de observación.

“Nuestro país ha tenido una participación activa en el desarrollo de derecho espacial, especialmente por el interés del Estado de preservar sus derechos en la órbita geoestacionaria, lo que es trascendental para la operación de los satélites de telecomunicaciones, la televisión y el espacio ultraterrestre, órbita que actualmente está en peligro de saturarse debido a la utilización intensiva de otros países que poseen la tecnología y los medios económicos para explotarla”, agregó, al indicar que el beneficio de este espacio ha sido un privilegio para las grandes potencias precisamente por los altísimos costos.

Este acuerdo bilateral, que regula aspectos de interés mutuo entre Ecuador y Argentina, no tiene dimensión y el alcance de un pacto de contenido político directo (militar, territorial, de nacionalidad, alianza, y otros), sino que trata de regular una materia de interés mutuo: el impulso y la cooperación en las áreas de interés mutuo de la explotación y utilización del espacio ultraterrestre con fines pacíficos.

Este acuerdo fue concertado en Buenos Aires el 20 de septiembre de 2007, por los representantes autorizados de los dos países, los plenipotenciarios, en el marco de los artículos 6 y 7 de la Convención de Viena, referentes a la capacidad soberana de los Estados a celebrar tratados y a las personas autorizadas para representar a un Estado en la celebración del mismo.

La Comisión de Soberanía, Integración, Relaciones Internacionales y Seguridad Integral, en el informe argumenta que la Corte Constitucional mediante dictamen previo y vinculante, declaró la constitucionalidad de las disposiciones contenidas en el Acuerdo. Además que Argentina es un Estado no beligerante, por lo cual no compromete la planificación estratégica operacional de nuestro país.

También destaca que el Acuerdo contribuye positivamente a cumplir los mandatos que obligan al Estado ecuatoriano a promover e impulsar el proceso de integración con los demás países latinoamericanos y en especial con aquellos que forman parte de UNASUR.

Related Posts

Deja un comentario