Blog

 Breaking News

A $10 mil de llegar a la estratósfera

julio 07
13:48 2012
Compartir

(Diario HOY).- El sueño del ser humano a través del tiempo siempre ha sido volar y conquistar el universo. Genios como Leonardo da Vinci, los ingenieros Otto Lilienthal, Percy Pilcher, Octava Chanute, los hermanos Orville y Wilbur Wright fueron los pioneros en cambiar el mundo por sus avances en la aereonáutica.

Impulsado por ese sueño de volar y descubrir el espacio al igual que estos personajes, Diego Balarezo pensó que la producción y difusión de la robótica, la tecnología y el diseño industrial pueden ser desarrollados en el Ecuador.

Así, este quiteño autodidacta de la mecatrónica e ingeniero industrial le apostó a esa idea y creó en 2001 la empresa Robitz.

A lo largo de los años, su firma se ha destaco en stands tecnológicos y productos visuales para el Museo del Bicentenario en el Centro de Arte Contemporáneo de Quito (CCQ), la Feria del Libro de Bogotá, efectos especiales del Museo del Agua, Yaku, y en el Museo Interactivo de Ciencias en Chimbacalle, al sur de Quito.

Pese a su éxito comercial, Balarezo, de 34 años, no ha dejado de pensar en el espacio. Por ello se ha propuesto conquistarlo.

Desde hace más de dos años, él y su equipo de trabajo se encuentran desarrollando el proyecto “Ecuador va al espacio”, que consiste en colocar un globo aerostático de helio a una altura de 40 mil metros, más del doble de la que alcanza un avión comercial, justo en el borde de la atmósfera y el espacio exterior.

El objetivo es fotografiar y registrar audio y video del Ecuador y el planeta desde la estratósfera.

Todos los procesos serán controlados desde tierra por sistemas de geoposicionamiento (GPS, por sus siglas en inglés) y telemetría, tecnología que permite la medición remota de magnitudes físicas y el envío de información hacia el operador central.

Balarezo explicó que para colocar el globo aerostático se necesitará de $10 mil, cantidad que espera reunir con patrocinio hasta diciembre próximo, fecha en que lanzará la aeronave al espacio.

El trabajo se enmarca en un anhelo, basado en un proyecto ambicioso que puede demandar una inversión de $45 mil y cuatro o cinco años de trabajo. Se refiere a que el país tenga su propio satélite.

“Es medio loco. Lanzar un globo es muchísimo más barato que lanzar un satélite, pero las dificultades técnicas son muy parecidas”, dice el graduado en la San Francisco de Quito.

El especialista se refirió a los problemas de comunicación, el trabajo con bajas temperaturas a 60 grados y 70 grados bajo cero y el uso de poca energía, entre otras.

“Pero liberar un globo es posible con unos miles de dólares, mientras que enviar un satélite al espacio demandaría mucho más de $100 mil”, advirtió.

Sin embargo, está decidio a hacerlo, “si reúne el dinero hasta dicembre próximo”.

Para que los probables inversores sepan de su proyecto, Balarezo montó una exposición en el CCQ que estuvo abierta hasta ayer.

Allí explicó a interesados los detalles del programa “Ecuador va al espacio”.

El globo. La aeronave será construida con el material PVC (policloruro de vinilo) termosellado, ideal para la edificación y construcción de globos aerostáticos por su elevada resistencia a la abrasión, baja densidad y buena mecánica de impacto.

Las dimensiones son de siete metros de largo por 3,5 metros de ancho. Además se añadirá una pequeña góndola en la parte inferior, construida con PVC y hierro, en donde se colocarán seis cámaras de alta definición de audio y video.

A esto se suma, un lente en ojo de pescado para realizar fotografías panorámicas de 360 grados.

Todos los dispositivos serán monitorizados automáticamente por GPS y telemetría para tener un registro de mediciones, posición y envío de alertas o alarmas de control con el fin de que el envío de las imágenes y video sea seguro y confiable.

En la estratósfera. A medida que el globo asciende aumenta su tamaño, debido a la disminución de la presión atmosférica.

Al llegar al punto máximo de ascensión (40 mil metros), en tres horas, el globo permanecerá cerca de dos horas en el espacio hasta su explosión por expansión.

La carga regresará a tierra protegida por un pequeño paracaídas. El descenso tardará aproximadamente una hora y media, a 300 metros por minuto.

Mientras el globo esté en el aire, se recibirán datos como las fotografías, audio y video, temperatura, presión atmosférica y posicionamiento.

Hasta el día de ayer, la exposición registró cerca de 15 visitas de inversionistas, de los cuales Balarezo consideró que cinco invertirán en su proyecto y serán sus “posibles socios en el espacio”.

(DAA)

En detalle

El globo aerostático medirá 7 metros de largo por 3,5 metros de ancho.

Su pes0 será de 10 kilos.

El descenso del globo tardará aproximadamente una hora y media.

En la parte inferior del globo se construirá una estructura de PVC y hierro, en donde se colocará seis cámaras HD de audio y video, y cámara ojo de pescado de 360 grados.

El objetivo es fotografiar y registrar audio y video del Ecuador y el planeta con la aeronave desde la estratósfera.

Los procesos serán monitoreados por telemetría y GPS.

About Author

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Only registered users can comment.

Radio en vivo

TV en vivo – pulse play

Facebook

Multimedia – Audios

Visitas